29/7/17

RESEÑA #88: HARRY POTTER Y LAS RELIQUIAS DE LA MUERTE


RESEÑA #88: HARRY POTTER Y LAS RELIQUIAS DE LA MUERTE


¡Hola, hola, hola!
Bueno, bueno, bueno. ¡Por fin os traigo la séptima y última reseña de la saga que todo el mundo ha leído! Qué ganas tenía de saber cómo acababa todo de una vez – pese a que me he tomado mi tiempo –, pero vamos a lo importante…
¡Dentro reseña!

Ficha técnica



Título: (Harry Potter 7) Harry Potter y las reliquias de la muerte
Autora: J.K. Rowling
Editorial: Salamandra
Número de páginas: 640
ISBN: 9788498383645
Precio: 12,00€

Sinopsis

Harry Potter tiene que realizar una tarea siniestra, peligrosa y aparentemente imposible: el de localizar y de destruir a Horcruxes. Harry nunca se sintió tan sólo ni se enfrentó a un futuro tan incierto. Pero Harry Potter debe encontrar la fuerza necesaria para terminar la tarea que le han dado. Él debe dejar el calor, la seguridad y el compañerismo de La Madriguera y seguir sin miedo el camino inexorable marcado para él.

Reseñas de libros anteriores


Mi opinión

Y por fin todo encaja. Todo encaja, porque es sencillamente perfecto. Dije hace tiempo, hará años, de hecho; cuando empecé la saga, que sabía que el último libro me haría llorar. Lo dije y a día de hoy puedo confirmarlo. He llorado. He llorado tanto que no sé cómo narices he podido acabar el libro. Lo primero que quiero decir – esto va para muy largo – es que me mantengo en mis trece. No perdono a Severus Snape. Lo siento. Antes de dedicarme a este tema – en la Zona Spoiler, por supuesto –, quiero que respetemos la línea del tiempo.
Harry está preparado para partir en busca de los codiciados Horrocruxes. Como cada vez que el verano ha empezado a dar paso a los primeros síntomas de rutina, espera la llegada de la Orden del Fénix para volar a la Madriguera. Una misión de vital importancia, porque Voldemort ya anda suelto sembrando el pánico. El caso es que nuestro adorado protagonista no se puede creer lo que pasa cuando por fin van a por él y la maldita familia Dursley. Y yo tampoco, qué narices. Duddley, ese asqueroso piojo repelente, no quiere separarse de Harry Potter para siempre. En su cabeza no cabe dejar atrás a su primo. Diecisiete años. Han tenido que pasar diecisiete malditos años para que ese pequeño demonio sienta lástima. Contrariamente a lo que podáis pensar, me creí el numerito. Incluso me pareció tierno. Pero no estamos aquí para hablar de las relaciones familiares, ni mucho menos. La misión. Ay, la misión. Le cuesta una oreja a George Weasley. Y digo yo: ¿por qué nadie se molesta en empalar a esa corte de desgraciados que son los mortífagos? ¿Y por qué Voldemort no se mete su asquerosa serpiente por el culo? Me sulfuro.
Debo decir que el libro es perfecto. Perfecto porque no sólo se habla de la batalla que, sin duda, está por llegar. Es perfecto, digo, porque vemos cómo se intenta llevar a cabo la boda de Fleur y Bill, cómo la señora Weasley se huele que tanto su hijo como Harry y Hermione se traen, para variar, algo entre manos. Perfecto, porque vemos cómo Lupin empieza a sentirse realmente mal por su compromiso con Tonks. A fin de cuentas, cómo él mismo dice a Harry, ¿qué va a hacer si su hijo resulta ser un hombre lobo? Ay, amigas y amigos, que me pongo sentimental.
La boda se convierte en el escenario de los infiernos. Un patronus, gritos, huidas y… verdades. Las primeras, al menos. Rita Skeeter, esa despreciable rata de cloaca que se hace llamar periodista, ha escrito un libro. Un libro sobre Albus Dumbledore. Y Harry no quiere ni oír hablar de lo que esa bruja cuenta.
Me gustó cómo se planteó la huida. El hecho de que ese desmadre hiciera que nuestros tres encantadores protagonistas emprendieran el viaje fue maravilloso. Y lo fue más todavía ver lo perdidos que estaban. No me malinterpretéis, yo quería que supieran qué demonios hacían, de verdad que sí; pero no hubiera sido creíble que todo apareciera “de golpe”. Había que pensar. Pensar largo y tendido.
J.K. Rowling, una mujer con una imaginación desbordante. No sólo ha confeccionado una historia redonda, sino que se ha llevado por delante a todo aquel que le ha venido en gana, de una forma que a mí me ha dejado con los ojos llenos de lágrimas y el corazón en un puño. Si queréis leer a alguien que desarrolle a sus personajes, si queréis leer una prosa cuidada, espectacular y evocadora… esta señora, amigas y amigos, es vuestra mejor opción.
Las peleas tardan poco en llegar. Harry no sabe por dónde empezar a buscar, Ron está cada vez más irascible y Hermione empieza a impacientarse. ¿Qué pretende Dumbledore que hagan ellos tres solos? ¿Y por qué, maldita sea, no explicó más cosas a Harry? Y es que debo deciros, puesto que antes he obviado esta información, que Dumbledore cede tres posesiones a nuestros protagonistas. Cuatro, realmente, pero eso es otro tema. A Ron le deja un desiluminador, a Hermione Los cuentos de Beedle el bardo y a Harry le deja una snitch dorada y la espada de Gryffindor. El porqué de esos tres objetos escapa de la compresión de nuestros protagonistas, pero ojo, que el asunto tiene muchas más narices de lo que parece a simple vista.
Para acabar de abrir apetito, diré que el reinado de Voldemort es una asquerosa dictadura. Él lo controla todo. Quiere acabar con “los sangre sucia”, los muggles y todo lo que él considera indigno – al parecer el hombrecillo no recuerda que su padre no era brujo y su madre era una squib, pero vamos, que por lo demás, todo muy normal, sí, sí –. ¿Y qué hacen nuestros chicos favoritos? Echarle narices. Entrar en el Ministerio a recuperar el guardapelo.

Y ahora, bienvenidas y bienvenidos a la Zona Spoiler

Me encantó cómo las alegrías y los disgustos se entremezclaron, formando un cóctel perfecto. Hay bajas, hay sonrisas. Hay momentos en los que parece que todo va bien y, de repente algo se tuerce y el mundo se pone patas para arriba. Porque de eso sabe mucho, nuestro Harry. De ver por un agujero el puñetero infierno y echarle narices. Narices y valentía. Y hablando de valentía. Mil hurras por Neville Longbottom. Eso es aplomo, eso es compromiso, eso es tener escrúpulos, ser una persona coherente y leal. Leal a sus ideales, a su forma de entender el mundo. Valiente. Valiente porque fue un niño del que todos se burlaban por no saber hacer nada, por ser tímido, nervioso y torpe. Un niño miedica que saca por fin los dientes. Un niño que se planta. Un niño, ya no tan niño, que lidera la resistencia mientras Harry, Hermione y Ron se juegan el cuello allí afuera. Mil hurras por Neville Longbottom, el hijo de los aurores. Mil hurras, porque se los merece.
Estoy desbordada. Debo decir que hacía tiempo que no se me quedaba una sensación tan amarga al acabar un libro. Leía y leía, con el corazón en un puño y la lista de bajas bien presentes. Porque caen los mejores, joder, caen siempre los mejores. Dobby. Maldita sea, ¿qué había hecho ese pobre elfo? ¡Se juega el cuello, se lo juega sólo porque Harry lo hizo libre! Y lo mata. Lo mata esa desgraciada de Bellatrix a sangre fría. Como hizo con Sirius. Pero no sólo nuestro elfo doméstico cae, no. ¿Cómo iba a dormir tranquila la señora J.K. Rowling sin llevarse a Fred? Os juro que casi me da un colapso. Fred Weasley. Llamadme mala persona, pero yo hubiera preferido la cabeza de Percy. Y aquí rompo una lanza a favor de todos aquellos que, como yo, prefieran la valentía a la cobardía y el interés. Percy vuelve porque se le ha cerrado todo el maldito ojete, porque es una asquerosa rata cobarde que sabe que está a nada de palmar. ¿Y qué pasa? ¡Qué muere alguien que lucha desde el minuto cero, maldita sea! Y hablando de cobardes. Draco. Draco Malfoy. Más ratas sucias. Si es que el libro está llenito, y se libran casi todas. Así da gusto, ¿eh? Ese niño, sintiéndolo mucho, no aporta nada. Nada bueno, hablando en plata, porque no satisfecho con beber los vientos por su padre – otro cobarde de tomo y lomo – se encomienda a cualquiera que pueda brindarle unos minutos más de vida. Qué vergüenza.
El paseo para nada idílico que recorren Harry, Ron y Hermione; luego sólo Harry y Hermione; y de nuevo los tres juntos… me encantó. No, no diré que Ron sea un cobarde. No lo es, para nada. Tal vez sea cierto que actúa por impulso pero, oídme, ¿cuántas de vosotras, cuántos de vosotros, no habrías hecho lo mismo? Atascados en una tienda de campaña, pasando frío y rememorando conversaciones. Una y otra vez. Un bucle infinito y autodestructivo. La partida le valió hacerse mejor persona, porque el chico que vuelve no tiene nada que envidiar al chico que dejó atrás. Sonreí, sonreí como una imbécil cuando por fin hizo trizas ese asqueroso Horrocrux, ese que le mostraba todo lo malo que anidaba en su mente. Bravo, Ron Weasley, bravo.
Llegamos por fin a la verdad. La verdad. Vaya cosas. Que si Dumbledore es el siervo de Satán, que si el padre de Luna Lovegood es un traidor, que si todos son buenos o todos son malos… Pues yo aquí me planto. La actitud del padre de Luna – no recuerdo el nombre, así que vamos a referirnos así a él – me resultó repugnante. Tenía motivos, sí, ¿pero qué gana traicionando todo por lo que está luchando su hija? Nada, maldita sea, nada. Ya no hablemos de los Malfoy, porque creo que he sido bastante clara. Ni un solo miembro de esa asquerosa familia hace algo bueno. Ni uno. Draco es un cobarde, un cobarde rastrero. Como su padre. Y su madre… Ay, su madre. Menuda perla. Pero ojo, qué tiene un acto de altruismo desmedido hacia Harry, ¿eh? ¡Y un cuerno! ¡Se ve su interés, se huele la podredumbre que desprende toda ella! Una familia de cobardes. Una familia de ratas sin escrúpulos.
¿Pasamos a lo importante? ¿Hablamos de Snape? Porque yo aquí he venido a quedarme a gusto. Qué bueno, ¿eh?, nuestro profesor convertido en director. Vaya perla. Vaya altruista. ¡Menudo amor de hombre, claro que sí! ¡Y una mierda! ¡Y una grandísima mierda! Si queréis mi opinión – y hablo (escribo) sabiendo que vais a querer lapidarme –, este hombre lleva dos guantazos bien gordos en la cara. Uno por desgraciado y otro por mentiroso. Decidme, si tanto amaba a Lilly, ¿por qué nunca se lo dijo? ¿Por qué siempre fue un cobarde que vivió a la sombra de sus celos, de sus ansias de poder y su asco? ¿Por qué se nos pinta a este hombre como un salvador, si lo único que hace es hacer lo que hacen los demás? Porque sí, amigas y amigos, Snape arrima el hombro para salvarle el culo a Harry. Como todo el maldito mundo. Como Hagrid, como McGonagall – os juro que adoro a esa mujer –, como cualquier otro profesor, como Lupin, Tonks, Ojoloco… Uno más, uno que dice tener motivos sinceros para no querer ver morir al chico. Un hombre que desprecia a Harry por ser hijo de James Potter. James, que está claro que, por lo menos, decía lo que pensaba en voz alta. Vaya joya, ya veo. Vamos, que me pongo a llorar de alegría por ese hombrecillo. Esperad, no, que tenemos que hablar de sus servicios al colegio. ¡Cómo no! Una especie de agente doble. Perdonadme, perdonadme de verdad, pero yo no adoro a Snape, no creo que sea una buena persona y no, no he sido capaz de perdonarlo.
Tal vez lo que más me descolocó fue el hecho de saber el porqué de Dumbledore. Y digo que me descolocó porque se me advirtió de que él “era el malo”. Bien, pues yo he acabado el libro, he querido arrancarme el corazón y pisotearlo. He llorado tanto que no tengo palabras y, pese a todo, no le odio. A él, no. Hizo lo que tenía que hacer. Por cruel y desmedido que pueda parecer, ese hombre hizo lo imposible por instruir a Harry, por hacerle entender, sin decírselo, que, a veces, nuestra vida no es más importante que la de cientos de miles de personas. Por supuesto, no digo que el chico tuviera que inmolarse, eso jamás. Lo que digo, y por el amor de Dios, intentad no malinterpretarme; es que no hizo nada malo, Dumbledore. Él firmó su sentencia de muerte. Harry firmó la suya. Por el bien de todos, como decía egoístamente Albus de adolescente. Me sumo a Harry. No hay un solo motivo para odiar a Dumbledore. Ni uno solo.
El final me dejó bizqueando. Me encantó ver caer a Voldemort, me encantó que Harry fuera, como siempre, más listo que ese ser inhumano. Me gustó que le diera una lección, una de humildad, entre otras cosas. Me maravilló más todavía cómo todos lucharon, hombro con hombro, para salvarse. Para salvarse ellos mismos y al resto. Personas valientes, personas que saben lo que hay que hacer. Personas que no huyeron como ratas aterrorizadas al verle la cara – asquerosa, por cierto – a ese animal sanguinario de Voldemort. Personas que defendieron su hogar, Hogwarts. Un aplauso a todos ellos, por todas ellas.
Supongo que así son las despedidas. Crudas, algo violentas y sentimentales. Yo me he despedido de una saga perfecta, una redonda en la que todo el mundo tiene un motivo para hacer lo que hace. Sé que llevaré en el corazón a nuestros tres protagonistas durante mucho, mucho tiempo. Pero, mientras tanto, leed los libros. Leedlos, porque son joyas.

Con todo, Harry Potter y las reliquias de la muerte es un final perfecto. Uno que no admite réplica, uno que cierra todo de forma impecable. Lágrimas, risas y más lágrimas. Nuevas despedidas y nuevos momentos. Chapó. Chapó a J.K. Rowling, porque ha construido algo jodidamente perfecto.

Nota: 5/5



Una saga perfecta. De principio a fin. Niños que dejan de ser niños. Historias que calan hondo, personajes que rompen el corazón. Una prosa deliciosa. Un mundo maravilloso. No dejéis de leerlo, porque Hogwarts… Hogwarts puede llegar a ser nuestro hogar.

Nota final de saga: 5/5

Citas

(…)
[…] ¿qué se dicen para despedirse las personas que llevan dieciséis años detestándose?
(…)


(…)
-¡Esto es diferente! ¡Haceros pasar por mí, vaya idea!
-Mira, a nadie le hace mucha gracia, Harry – dijo Fred con seriedad –. Imagínate que algo sale mal y nos quedamos convertidos en unos imbéciles canijos y con gafitas para toda la vida.
Harry no sonrió y razonó:
-No podréis hacerlo si yo no coopero. Necesitáis pelo de mi cabeza.
-¡Vaya! Eso hecha por tierra nuestro plan – intervino George –. Es evidente que no hay ninguna posibilidad de que entre todos te arranquemos unos cuantos pelos.
(…)


(…)
-Patético. ¡Patético! Con el amplio abanico de posibilidades que ofrece la palabra <<oreja>>, ¿tú vas y eliges <<lenteja>>?
(…)


(…)
-Pues está claro que se equivocaba – concluyó Ron –. Siempre dije que estaba chiflado; era muy inteligente, de acuerdo, pero estaba como un cencerro. Mira que dejarle a Harry una vieja snitch… ¿Qué demonios significa?
(…)


(…)
-¡Sabes perfectamente que Harry y yo nos hemos criado con muggles, Ron! – le recordó Hermione –. A nosotros no nos contaban esos cuentos cuando éramos pequeños. Nos contaban <<Blancanieves y los siete enanitos>>, <<La Cenicienta>>…
-¿<<La Cenicienta>>? ¿Qué es eso, una enfermedad? – preguntó Ron.
(…)


(…)
-¿Has llegado bien? – le preguntó Hermione.
-No, todavía está atrapado en el cagadero – se mofó Ron.
(…)


(…)
Quería que lo detuvieran, que lo obligaran a volver y lo enviaran a casa… Pero ya estaba en casa. Hogwarts había sido el primero y el mejor hogar que había tenido.
(…)



24 comentarios:

  1. Adoro Harry Potter desde que era una adolescente y tengo bastantes ganas de releerme los libros después de que en el mes de octubre me volvía ver todas las películas y como en unos meses me voy a Edimburgo y voy a descubrir bastantes lugares relacionados con este personaje me está entrando el gusanillo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! ^^

      ¿Sí? ^^ Pues espero que puedas volver a leerlos antes de tu viaje y... ¡espero que lo pases genial! :D
      Yo la verdad es que no los leí en su momento, más que nada porque era de esas personas que no soportaban leer. Qué cosas, ¿eh? xD Pero vamos, que me he estado perdiendo unas joyitas fabulosas todo este tiempo ^^"
      ¡Un besazo muy grande y feliz domingo, Emma! ^^

      Eliminar
  2. ¡Hola, Carme!

    Ay, qué me ha gustado la reseña por Dios. Me ha llenado por dentro porque has definido a la perfección las sensaciones que tuve yo cuando la leí hace tantos años ya. Me ha hecho mucha gracia cómo describes a Rita y lo que dices de Percy me ha matado xD Te has quedado a gusto, ¿eh? Jajaja. Obviamente tampoco me gustan estos personajes, me parecen insufribles junto con Umbridge ¬¬
    En cuanto a Snape... Qué decirte. Por una parte, no me gustó en ningún momento la actitud que tenía hacia Harry y sus amigos en general. Ellos no tenían culpa de lo que le pasó en su juventud. Y aquí está mi debilidad: me da muchísima pena. Me da pena cómo lo trataban los demás, eso no era humano (y por eso James me cae mal) y encima la mujer que quiere se va con el tío que le hace bullying... Me mata, eso me mata. Así que mi resumen es: le entiendo. Entiendo que se tome las licencias de ser un capullo aunque me parezca una actitud detestable. No es mi personaje favorito, pero tampoco el que más odio. Simplemente creo que, como muchos de nosotros, no fue capaz de manejar todos esos sentimientos.
    Cambiando de tema, coincido contigo con que los personajes son maravillosos. El mundo que crea J.K. Rowling, las criaturas, la magia, su propia forma de gobierno... Todo es magnífico. Real y perfecto, como debe ser. No hay duda que entre estas páginas encontramos personas, problemas y sentimientos tan reales como nosotros mismos ^^

    ¡Me alegro de que te haya gustado tanto la saga!

    Un besazo enorme ^^ Disfruta mucho del domingo.

    PD: Amo a Ron Weasley, jajajaj.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! ^^

      Empecemos por la posdata. Yo también lo adoro jajajajaja Es que sin Ron, no hay libros xD
      Me alegro de que te haya gustado la reseña, ¡y mil gracias por tus palabras, Mari! :') No te haces una idea de la ilusión que me hace que digas que te ha hecho recordar cuando leíste tú los libros. Y Rita... Aj, no la soporto, de verdad xD Lo mismo para Percy jajajajaja Sí que me quedé a gusto, sí xD Y sí, sí, sí. La señora Umbridge es ya lo peorcito. ¿Ves? Si es que hay mucha basura. Ais.
      Ya sabía yo que el tema de Snape iba a levantar opiniones contrarias jajajaja La verdad es que tienes razón: no es justificable, ni mucho menos, que pague sus problemas de juventud con personas que no tienen nada que ver. Y sí, se pasa mil millones de pueblo con Harry. Con Harry y con todo aquel o aquella que no sea el desgraciado de Draco Malfoy. Entiendo que te diera pena, pero es que yo sólo podía pensar en todo lo malo que hace. Vamos a ver, James fue un capullo, pero realmente él tampoco tuve narices nunca de decirle a Lilly las cosas tal cual eran. Ya paro, que divago jajajaja El caso, me alegro de que pudieras perdonar a Snape :)
      Además de verdad. La mujer hace un trabajo espectacular ^^ Se lo curra tanto que consigues implicarte totalmente :)
      ¡Mil gracias por éste súper comentario, Mari! ^^
      ¡Un besazo muy grande y feliz domingo, guapísima! ^^

      Eliminar
  3. Ay tía, qué bonita te ha quedado la reseña.

    Me has recordado muchos sentimientos que tuve cuando leí la saga hace tantos años... porque sí, realmente luego no he vuelto a tocar los libros, solo hago maratón de películas. Y la última película está bien, pero a mi parecer no logra captar casi todo lo del libro.

    Sabes que yo discrepo en cuanto a tu opinión con Snape... creo que siempre te lo dije jajaja, aunque tratara mal a Harry (creo que en realidad soy malvada, nusé XD), y siempre fuese altivo y nos tuviera en vilo entre las dos partes... Sí que te doy la razón en cuanto a que nunca habló, pero los fracasos amorosos graves, te inundan el corazón y nunca salen a flote... y él estaba perdidamente enamorado de ella, que hasta su patronum tenía la misma forma animal. En fin, se me hace tan bonito y poético. Que ojo, esto no quiere decir que no sea un capullo eh, pero a mí me parece el personaje más complejo y completo que realizó la autora.

    Por otra parte.. totalmente injustas las muertes, y no, no eres mala, yo también quería que muriese el rastrero de Percy, pegaba menos ahí que un superglue de los chinos.

    Por otra parte... la familia Malfoy, ay, siempre hay de esos en la realidad, acercándose al sol que más calienta, pero en realidad viven por ellos mismos, y solo se tienen a ellos. No me acuerdo muy bien en el libro como fue su desenlace, pero en la película sí que me gustó.

    Sin duda una saga memorable.

    Gracias por la reseña tan preciosa y llena de admiración, ¡me encanta cuando escribes así! <3
    Besisss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! ^^

      ¡Jo, qué vas a hacer que me ponga roja! ¡Mil millones de gracias, Diana! ^^ Me alegro muchísimo de que hayas podido recordar los sentimientos que te despertó el final de la saga :') ¡Esos maratones! Tenemos uno pendiente, ¿eh? ;D Yo no sé si llegaré a animarme otra vez. Es que lloré mucho, jo, y encima hay momentos que te dejan con el cerebro frito jajajajajaja ¿Así que la última película no te acaba? Hum. No tenía ni idea. Yo aún no la he visto - y no sé por qué, si de todas formas me tragué un millón de spoilers xD -, pero tengo muchas ganas ^^
      Ya lo sé, ya. Me siento miserable, tía. A todo el mundo le encanta Snape y llego yo y lo pongo de vuelta y media. Pero es que no puedo. Ya sabes que yo valoro mucho que la gente sea valiente. Ostras, ¡qué hubiera hablado! Que sí, que entiendo que lo pasó mal y que el chico era muy tímido... pero no habló. Literalmente, no se lo dijo ni siquiera al hijo de la chica de la que estuvo enamorado toda su vida. Horrible. Me enervo jajajajaja Sí que te doy la razón en lo que comentas del patronus. Un detalle muy bonito por parte de la autora :)
      ¡¡Gracias!! ¡Oh, por Dios, Percy se lo merecía! jajajajajajaja Me encantan tus comparaciones xDDDD
      Pues yo les hubiera dado de guantazos. Corte de cobardes. Mira que pensaba que en el último libro se redimirían y le darían una patada en el culo a Voldemort. Pero no. Lo que pasa es que son unos desgraciados que, como muy bien dices, se arriman al sol que más calienta. Realmente creo que no tienen final. Vamos a ver, que sí, que hay final para ellos; pero queda muy en el aire.
      Una vez más, mil gracias :')
      ¡Un besazo muy grande y feliz domingo, guapísima! ^^

      Eliminar
  4. ¡Hola, guapísima! Opino igual que tú, en que es perfecto, todo se va desarrollando... los personajes evolucionan. Aunque yo si conseguí perdonar a Severus Snape, tiene que ser duro ver los ojos de la única persona que has amado día tras día, y saber que esa persona no esta viva porque dio la vida por él.
    Aunque Bellatrix no me disguta como personaje, he de decir que al final consiguió que la odiara. Justitamente es ella quien mata a los que más me gustan. No podía ser otra...
    Lloré mucho también, ais... es de los pocos libros que me ha hecho llorar.
    Un besazo, guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! ^^

      Una saga de las que dejan huella, sin duda :) Jolines, Cristina, ¿tú también? >.< Pues yo debo de ser un monstruo, porque de verdad que no podía con el hombre. Pero en ningún momento. Que sí, que entiendo que lo ha pasado fatal y, como dices, tiene que ser muy difícil ver al hijo de la mujer a la que has amado toda tu vida. ¡Pero se pasa un millón de pueblos! Ais. Lo dicho, que debo de ser un monstruo jajajajaja
      ¡Además de verdad! Se carga a los mejores, la muy desgraciada. Una carrera brillante como asesina, la tía. Adoré a Molly Weasley por lo que hizo con ella ^^
      Sin duda, es de esos que rompen :')
      ¡Un besazo muy grande y feliz domingo, Cristina! ^^

      Eliminar
  5. Me apasiona toooda la saga, de principio a fin :3
    Eso sí, mis libros preferidos son el cuarto y el sexto *O*

    Un besito ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! ^^

      Es sencillamente maravillosa :')
      ¿Sí? Bueno, de hecho me suena que me lo habías comentado alguna vez. A mí la verdad es que, si me paro a pensarlo, me han gustado mucho en general. Pero éste último libro tiene un no sé qué que me ha maravillado. Puede que sea porque es el broche y por fin todo tiene sentido :)
      ¡Un besazo muy grande y feliz domingo, Leyna! ^^

      Eliminar
  6. Hola!!
    Ay que ya te has terminado la saga entera y yo todavía voy por el segundo t.t que poquitas ganas tengo de leer últimamente. No he leído mucho por eso de mi manía de no saber nada, que me se las películas de memoria pero bueno una tiene ilusiones y el libro sorprende igual u.u
    Ahora te veo a ti ya así y me da ánimos a mi para seguir leyendo el segundo! jajaja Mis últimas lecturas no ha sido muy memorables la verdad, pero el último tampoco ha estado muy mal, acabo de hacer la reseña y me he dado cuenta que me ha gustado bastante jaja
    Espero que estés pasando un buen verano, un besote :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! ^^

      jajajajajajajaja ¡¡tranquila!! He tardado dos años en leerla entera, y éste último libro lo empecé el año pasado pero me daba pena leer el final. Sí, lo sé, tengo un problema de terminación xD ¿Así que no tienes muchas ganas de leer últimamente? Yo la verdad es que este verano estoy leyendo bastante - pero es que el año pasado, en general, leí poquísimo xD -, más que nada porque hace tanto calor que no se puede salir a la calle xD ¡A mí también me pasa eso! Si veo la película, no quiero ni acercarme al libro jajajaja Me alegro de que, de todas formas, estés disfrutando las novelas ^^
      ¡Ánimo con eso, Victoria! La verdad es que a mí me gustó más el segundo libro que el primero. No sé por dónde irás, pero espero que prontito lo acabes ^^
      Si no me equivoco, hablas de ese del matrimonio por conveniencia (ahora me dices que no y me caigo al suelo xD). La verdad es que después de leer tu reseña me quedé con ganas de saber más. A ver si algún día cae ^^
      ¡Oh, mil gracias! ¡E igualmente! :DD
      ¡Un besazo muy grande y feliz domingo, Victoria! ^^

      Eliminar
  7. ¡¡Hola!!
    Harry Potter... Yo soy muy fan de Harry Potter, aunque, a veces, la actitud del fandom en Twitter me enerve, porque algunos son como un maldito rebaño de ovejas: lo que dice una, lo subrayan todas, aunque sea una gilipollez con letra mayúsculas.
    El último libro me pareció maravilloso, la verdad. Lo disfruté muchísimo, y eso que no me acuerdo de muchas cosas, y el apocalíptico final me dejó con la boca abierta. Pero casi disfruté más del resto de la trama, de la búsqueda de los horrocruxes...
    ¡¡Me alegro de que te haya gustado!! Un abrazo enorme :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! ^^

      jajajajajajajajajaja ¡me encanta! xD Totalmente de acuerdo. Está muy bien que a muchísima gente le gusten los mismos libros, pero a veces el fenómeno fan se les va un poquito de las manos ^^"
      El final es de infarto, sin duda. Yo la verdad es que he flipado mandarinas con todo lo que ha pasado. Y sí, estoy de acuerdo contigo en que la búsqueda de los horrocruxes es maravillosa. Sí que debo decir, sin embargo, que yo adoré los otros libros por todas las cosas que iban pasando en Hogwarts. En este último libro, incluso lo eché un poquito de menos.
      ¡Gracias! ^^
      ¡Un besazo muy grande y feliz domingo, Carmen! ^^

      Eliminar
  8. Hola Carme,

    Primero de todo agradecerte que te hayas pasado por mi blog, tu comentario y que hayas decidido quedarte...

    Hará unos tres años me leí la saga entera de Harry Potter... Sí, uno detrás de otro... Tengo que reconocer que para ser una saga juvenil lo disfruté cómo una enana y es que la trama que la autora va hilvanando y que no es nada sencilla, es simplemente increíble...
    Mi escena favorita?? El final... Por ese homenaje que se hace al personaje de Severus Snape... Veo que a ti no te cae muy bien, pero para mí es un personaje incomprendido y creo que la autora le dio un final justo...
    Lo que más me gusta es la evolución de los personajes, de niños a adultos, muchos de ellos maduran porque no les queda otra y me encanta como se superan...

    No me extraña que mucha gente, sobre todo niños, se convirtieran en lectores a raíz de leer dicha saga...

    No viene mucho al cuento, pero otra trilogía que te recomiendo que es juvenil pero con una trama igual de intricada es la trilogía de la materia oscura de Phillip Pullman... Va por otra línea, pero me parece fantástica para ser literatura juvenil... Un universo increíble el que autor también crea...

    Un saludo!! Y yo también me quedo por aquí!!! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! ^^

      Nada :) La verdad es que tu blog está genial, espero no perderme las entradas. Eso sí, te aviso de que yo soy un desastre y hay veces que tardo un siglo en pasarme ^^" Pero vamos, que espero poder pasarme lo más seguido posible ^^
      ¿Verdad? Yo no lo leí en su momento, porque era de esas niñas que no querían ni ver un libro. Todo muy irónico, sí. Pero vamos, que en ningún momento me pareció una trama totalmente infantil. Como muy bien dices, la autora crea una red muy grande, una en la que pasa de todo. Y te va dando pequeñas pinceladas para que vayas dilucidando los problemas. Ais. Todo muy genial :D
      En serio, estoy empezando a sentirme fatal, ¿eh? xDD A todo el mundo le encanta. Y llego yo y digo cosas horribles de él. No hay derecho jajajajaja Bromas a parte, me alegro de que ese momento te gustara tantísimo :)
      Sí. Lo mejor de la saga, sin duda, es precisamente eso. Ver cómo dejan de ser niños y niñas, para pasar a ser personas adultas :')
      Una vez más, toda la razón. Es normal que de ésta saga nazcan grandes lectores ^^
      Oh, pues no conocía la trilogía, pero voy a echar un ojo ^^ Si dices que está bien, seguro que vale la pena :D
      ¡Un besazo muy grande y feliz domingo, Ana! ^^

      Eliminar
  9. ¡Hola Carme!

    A mi Harry Potter no me gusta mucho la verdad... pero me alegro de que hayas disfrutado de este libro y te guste tanto jiji

    Un beso :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! ^^

      ¡Otras, es verdad! No me acordaba jajajaja Creo que te lo dije en su momento, pero, jolines, Ana, ¿seguro que no quieres darle una segunda oportunidad? ;D
      ¡Gracias! ^^ La verdad es que me ha encantado de principio a fin :D
      ¡Un besazo muy grande y feliz domingo, Ana! ^^

      Eliminar
  10. ¡Hola, Carme! ¿Qué tal? :D ¿Se ha animado un poco tu verano? Yo ando media agripada, así que pocas ganas tengo de hacer nada. ¡¡¡Por fin has terminado la saga!!! Estuve buscando lo que te dije en Internet, ya que escaneado quedaba un poco cutre y tal vez te sea más fácil leerlo por aquí:http://es.harrypotter.wikia.com/wiki/Harry_Potter_y_las_Reliquias_de_la_Muerte Es la parte de "información adicional". No es mucho pero, creo que te gustará :)
    A ver, ahora a comentar tu reseña:
    Jjajja, a ver, yo no perdoné a Snape y me olvidé de manera automática de todas las cosas malas que había hecho, pero sí que me dio pena. Creo que fue alguien que vivió toda su vida atormentado e intentó hacer el bien como pudo, aunque se equivocara en muchas ocasiones.
    Lo de Duddley.. es el claro ejemplo de que solo te das cuenta de cuánto te importa alguien cuando le tienes que decir adiós.
    Estoy muy de acuerdo con todo lo que dices de Longbottom. Es que pegó un cambio increíble a lo largo de toda la saga, pasó de ser un chivato falto de carácter en la 1º parte a ser un héroe en el final. La lealtad era su gran punto fuerte y eso fue digno de admirar.
    Veo que sigues queriendo a Ron como al principio xD Qué sí, que yo entiendo que pudiera equivocarse como cualquier persona, pero es que.. ¡¡siempre fue un poco celoso y cometió varias idioteces!! Pero no te niego que también hizo muchísimas cosas buenas. A mí de él lo que más me gustó es que, con sus momentos buenos y sus momentos malos, formaba un gran equipo con Harry y Hermione.
    Con el personaje de James recuerdo que a veces ha surgido cierta controversia, ya que según cómo enfoques el tema, parecía un matón chulo de colegio. Snape no supo superar bromas y olvidarlas, pero creo que fue su timidez lo que le impidió declararse con Lilly y además, considero que tampoco hubiera servido de nada. Ella se enamoró perdidamente de James y no había nada que hacer, pero Snape la quiso en silencio y respetó su decisión, algo que hay que valorarle.
    El final, como dices, fue espectacular. Y cuando veas la película, verás que está muy bien adaptado y que te dan ganas de levantarte y aplaudir en más de una escena. Eso sí, las despedidas dolieron y mucho....
    Para mí fue un cierre perfecto para una gran saga. Por eso, inicialmente estaba muy reacia a leer "Harry Potter y el legado maldito" y, aunque no era indispensable, tiene un descubrimiento que te deja en plan "¿¿¿¿cómo???? ¿¿¿y esto cuándo sucedió??? ¡¡me da algo!!" xD
    Me alegro que hayas disfrutado tanto de la saga y que, aunque la hayas leído de adulta, te haya enamorado igual que a todos los que la empezamos a leer con 11, 12 o 13 años.
    Una reseña genial :D
    ¡Saludos y muy feliz tarde! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! ^^

      La madre que me parió, Omaira, ¡¡vaya comentario más largo!! jajajajajaja ¡Mil gracias por dedicar tanto tiempo a mi pequeño espacio! Sé que últimamente no contesto a comentario - porque no saco tiempo >.< -, pero aprovecho para darte las gracias por los súper tochos que vas dejando :')
      Pasando al comentario... nop. No ha mejorado el verano, pero me lo tomo con humor. Supongo que es algo así como un paréntesis. Lo que saco bueno es que por fin puedo dedicar más tiempo al blog y a leer. Eran cosas que, aunque iba manteniendo, tenía más abandonas de lo que creía. Sí, sé que parece que esté intentando justificarme, pero de verdad que no me parece un mal arreglo :) Siento que hayas estado mala estos días - porque para lo tarde que contesto supongo que ya estarás como unas castañuelas ;D
      ¡Gracias! ^^ Me tengo que pasar por el enlace, pero te agradezco un montón el detalle. Sin duda, lo leeré ^^ ¡Una última cosa! Tengo que contestar de una vez tu correo. Entiendo que quieras matarme >.<
      No te haces una idea de lo miserable que me he sentido. Todo el mundo que ha comentado dice que ha perdonado a Snape. Y yo aquí diciendo y repitiendo que no me lo trago. De verdad, Omaira, yo lo intenté. Pero no pude. Me parece horrible todo lo que hace y al final lo que hace... ¡por Dios, ni siquiera se lo dice él, le da sus recuerdos! Muy mal. Pero bueno, me alegro de que a ti consiguiera darte pena :)
      ¿Ves? Ese sí que me dio pena. Vamos a ver, que me parece fatal todo lo que hace Duddley a lo largo de la saga, pero me tocó la fibra, no sé jajajaja
      Totalmente de acuerdo con Neville. Ese chico es un amor. Un diez como persona, sí, sí. Y sí - otra vez xD - la lealtad, el honor y la valentía son muy importantes (virtudes de las que la asquerosa familia Malfoy carece, qué cosas).
      jajajajajajajajaja ¡Sabía que ibas a decirlo! De verdad, Omaira, yo adoro a ese chico. Desde el primer libro me parece un amor y... jo, entiendo que a veces el pobre se desesperaba. Al fin y al cabo, vive a la sombra de la fama de su amigo y siempre ha creído que Hermione y Harry iban a acabar juntos. No puedo reprocharle nada, es demasiado adorable *.* jajajajajaja
      ¿Ves? Tú también. Jolines, que no soy un monstruo xDDD No, ahora en serio, entiendo lo que dices, pero es que creo que ahí el problema radica en que James tuvo narices de decirle a Lilly que la quería. Snape, simplemente, no. Y sí, es muy bonito eso de querer en silencio a alguien, pero yo creo que no es suficiente. Llámame mala persona si quieres, pero hay que tener narices en esta vida. Quién no arriesga, no gana.
      ¿Así que te gustó mucho la película? :) Espero poder verla pronto, a ver qué tal me parece :) Ais, las despedidas. Lo que llegué a llorar, jo jajajajajaja
      ¿Ah, sí? Pues aún no he ido a buscarlo a la biblioteca, pero me pica la curiosidad eso que comentas. Hum.
      Sí, la verdad es que la he disfrutado muchísimo :)
      ¡Mil gracias! ^^
      ¡Un besazo muy grande y feliz domingo, Omaira! ^^

      Eliminar
  11. Hola linda
    Lamento no haberme pasado por tu blog, pero me alegra mucho volver. Y que manera de volver, con una reseña de HP, que son libros que me gustan mucho. Aunque aun sigo atascada en el cuarto, cuando consiga el que sigue leere sin parar.
    Me alegra la manera en que disfrutaste la lectura, lo cierto es que tengo muchas ganas de ver como finaliza la saga JK Rowling que, cuando comence a leerla, me sorprendio con su estilo que no aburre para nada. Además de que sé cuan triste será para mi, sobre todo con lo que me he encariñado con los dos protagonistas. Ahora que leo tu reseña me han entrado unas ganas enormes de seguir la saga asi que a ver cuando la continuo.
    Un beso enorme <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! ^^

      ¡Tranquila! Como te dije en tu última entrada, está totalmente justificado :) ¡Bienvenida de nuevo! :D
      ¿Así que estás en el cuarto? ^^ Ese recuerdo que me gustó mucho, espero que vayas avanzando, porque el final es de infarto jajajaja
      Sí, la verdad es que J.K. Rowling escribe de una manera que no hay cabida para aburrirse. Tiene el don de la palabra, sin duda :) ¡Sí que vas a llorar, sí! Yo me puse a llorar como una magdalena ^^"
      ¡Oh, muchísimas gracias! :')
      ¡Un besazo muy grande y feliz domingo, guapísima! ^^

      Eliminar
  12. Hola Carme! Como ya te he dicho, he adorada cada palabra de esta reseña <3 Te ha quedado genial, no te limitas como todo el mundo, a decir que te ha gustado, sino que lo justificas, y es fantástico.
    Muy de acuerdo en general con toda la reseña. Lo increíble de la saga es su complejidad y cómo la autora en este último libro consiguió atar todos los cabos. Las tramas secundarias están genial y también todas las enseñanzas y la evolución de los personajes. Coincido totalmente contigo con lo de Neville.
    Sobre las muertes, duele, pero eran necesarios. Si no hubiera muerto nadie o hubieran muerto personajes a los que no les teníamos cariño, hubiera sido todo muy descafeinado.
    Con Snape no estoy de acuerdo. Para empezar, me sorprendió muchísimo que estuviera de parte de Dumbledore, no me lo esperaba para nada, pero no sé, a mí me pareció coherente y yo diría que al final sí se redime. Quizás hizo cosas que no estaban bien, pero no sé...tenía que mantener su papel, si se hubiera mostrado como bueno todo el tiempo, luego Voldemort no hubiera creído que estaba de su lado. Además "Snape arrima el hombro para salvarle el culo a Harry. Como todo el maldito mundo.", sí, pese a que hace como todo el mundo, McGonagall nos cae bien, pero Severus renunció a toda su vida, no podía intentar caer bien a los demás, tenía que mantener su fachada de "personaje de lealtad dudosa".
    Y con Dumbledore sí coincido contigo, hizo lo que le parecía correcto, me gustó que al final no fuera tan bueno y tan santo como parecía a lo largo de la saga, es realista.

    En fin, ya era hora que leyeras la saga, ya era hora. Me alegro que la hayas disfrutado tanto :)

    Un saludo de,
    otra fan de HP.

    ResponderEliminar
  13. ¡Por cierto! Creo que estas entradas te resultarán interesantes: http://mazmorrasylibros.blogspot.com.es/2016/07/indice-harry-potter-y-sus-dobles.html

    ResponderEliminar

El blog cuenta con la moderación de comentarios por dos motivos:

1 - No perderme ninguno de vuestros comentarios y así poder llevar cierto control.

2 - Evitar spam.

¡Muchas gracias por dejaros caer por aquí y dejar vuestra opinión! ^^