24/12/16

Retazos #3: Exposición


Exposición

¡Hola, hola, hola!

 ¡Ho, ho, ho, feliz Navidad! ¡Espero que estas fiestas estén llenas de lecturas estupendas! J ¿Qué tal os ha tratado la semana? ¿Ya tenéis ganas de iniciar el año? ¿Algún plan? Yo de momento no creo que haga gran cosa, aunque no descarto planes de última hora.

 Esta semana – después de una desaparecida – quería traeros un book-tag, aunque al final no me he visto con ganas de hacerlo y, bueno, he decidido traeros una entrada de la sección más jovencita del blog. ¿Nos ponemos a ello?

Exposición



 Siempre le había gustado estar sola, pero rodeada de gente. Siempre le había gustado saberse observada, tal vez querida desde lejos; pero sola al fin y al cabo. Siempre le había gustado, porque era fácil. Por eso se sentía tan perdida leyendo aquellas palabras.
 Sentada con la vista puesta al frente, observaba la fría noche que se cernía sobre la ciudad. Podía ver cómo las farolas proyectaban sus luces y sus sombras sobre la gente que se atrevía a salir allí afuera, embutidos en gruesos abrigos, luciendo coloridas bufandas. Personas valientes. Personas que no temían lo que pudiera pasar después. Y ella sólo los miraba, buscando en ellos algo de sí misma, preguntándose qué hacer con aquellas estúpidas palabras que habían conseguido trastornar su paz, su maldita tranquilidad, su jodida armonía.
 Estaba enfadada. Enfadada de verdad. Enfadada porque no sabía cómo lidiar con aquello, cómo decir lo que realmente pensaba. Cómo ser débil sin dejar de ser valiente. Y es que cada vez que pensaba en ello sonreía con tristeza, sintiéndose de nuevo pequeña. Pequeña porque aquellas palabras la herían, porque le hacían pensar en cosas que ya creía enterradas. Porque había promesas. Y ella sabía que las promesas no eran más que palabras que se llevaba el viento.
 No se engañaba, sabía que se le pasaría. Sabía que sólo era pasajero, que el tiempo ejercería su magia y la haría olvidar. También sabía que había otra solución, la de los valientes, la de las personas que no temen sentirse expuestas. Pero la valentía andaba muy lejos en aquellos momentos. Y ella sólo quería que el tiempo actuase, que la monotonía se cerniera sobre ellos, haciendo que todas aquellas palabras, todas aquellas promesas, cayeran en las garras del olvido.


5 comentarios:

  1. ¡Hola, Carme! ¡¡Espero que estés teniendo un gran día de Navidad!! :-) Te entiendo con lo de los book-tags, son geniales, pero según el estado de ánimo, resulta más cansado hacerlos. Pero me alegra ver una nueva entrada de esta sección ^^
    Lo que has escrito, me hace pensar en lo de sentir que a veces no avanzamos porque no nos atrevemos a arriesgar, pero a veces, creo que arriesgarse tampoco es la solución. Personalmente, creo que solo vale la pena correr un riesgo si de verdad existe la más mínima posibilidad de que se consiga lo que se quiere.
    Las promesas sí que se las suele llevar el viento, pero también hay muchas que se cumplen :-)
    Este relato me parece que inspira ese enfado que a veces sentimos con el mundo y nos olvidamos de que somos más valientes de lo que pensamos.
    Llámame tonta si quieres pero, es que a veces busco mucho el detalle, ¿a qué palabras se refiere la persona del relato?.
    ¡Saludos y que tengas una Navidad maravillosa! ;-)

    ResponderEliminar
  2. Hola Carme!

    Veo que con todo el trabajo cuesta dedicarle tiempo al blog, pero te entiendo se hace lo que se puede, aunque no hayas subido el book tag, me ha parecido maravillosa la sección, que si te digo la verdad recuerdo que es la primera que leo, me ha gustado mucho. Espero que estés teniendo unas felices fiestas y descanses lo que puedas!
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. <3

    Q U I E R O E S C R I B I R W I T H Y O U.

    Acéptalo. La proposición más bonita que te han hecho estas Navidades jajajaja

    ResponderEliminar
  4. Hola!
    Primero FELIZ NAVIDAD!! Con un poco de atraso, estado super perdida durante todas las vacaciones, ha sido una locura, así que solo me queda decir Felices Reyes! jajaja
    Me gusta esta sección, me gusta como escribes, consigues cautivarme y meterme en el texto, en las emociones que describes. Me encanta! jaja
    Un beso grande :3

    ResponderEliminar

El blog cuenta con la moderación de comentarios por dos motivos:

1 - No perderme ninguno de vuestros comentarios y así poder llevar cierto control.

2 - Evitar spam.

¡Muchas gracias por dejaros caer por aquí y dejar vuestra opinión! ^^