27/7/15

RESEÑA #51: ALGO TAN SENCILLO COMO TUITEAR TE QUIERO


RESEÑA #51: ALGO TAN SENCILLO COMO TUITEAR TE QUIERO

¡Hola a tod@s! J

 Siento haber estado desaparecida toda esta semana. Sé que tenía que haber subido una entrada el viernes – como prometí en otra entrada –, pero el sábado fue el cumpleaños de una amiga así que esos tres días… Bueno, ya sabéis que los cumpleaños roban mucho tiempo y horas de sueño. Volviendo al tema: el viernes tenía que subir una reseña que, como veis en el lateral del blog, es Calle Jamaica, tercera y última parte de la trilogía Calle Dublín. Esa reseña la subiré este viernes, de momento os traigo la de un libro que acabé hace muy poquitos días.

 También quería avisaros de una cosa. Hace tiempo, o bien en un premio o en un book-tag (perdonad mi mala memoria) os comenté que tenía un proyecto de creación de una página de Facebook con otras dos chicas. Pues… ¡OBJETIVO CONSEGUIDO! J El proyecto lo llevamos a cabo:

1 – Diana, del blog Silent Storm

2 – Mary, del blog Nubes de algodón de azúcar

3 – Y yo J

 Así que sí… Espero que os paséis a echar un vistazo a la página: Ephemeral dreams of 3 sleepwalkers.

 Y ahora sí que sí… ¡Vamos con la reseña!

Ficha técnica



Título: Algo tan sencillo como tuitear te quiero
Autora: Blue Jeans
Editorial: Planeta
Número de páginas: 539
ISBN: 9788408141020
Precio: 18,90€

Sinopsis

<<El primero año en la universidad marca la vida de muchas personas. Te enfrentas a nuevos retos, nuevas ilusiones y numerosos cambios que, por mucho que los tengas previstos, no dejan de sorprenderte. Todo esto se multiplica si, además, ese primer año transcurre en una residencia de estudiantes. Vives veinticuatro horas, los siete días de la semana, con los que terminan siendo tus mejores amigos. Abres los ojos de par en par y surge el amor, llegan las decepciones, descubres la pasión, te persiguen las tentaciones, conoces a fondo tus miedos…, todo a ritmo que da vértigo.
 Los chicos de la Residencia Benjamin Franklin afrontan esa época repleta de sueños y también de dudas. Las cosas no siempre son lo que parecen ni terminan como uno desea. Pero tienes que lanzar la moneda para saber si sale cruz o cara>>.

Mi opinión

 Después de un primer contacto con el autor – con la primera entrega de la trilogía Canciones para Paula – decidí que era el momento de darle una segunda oportunidad. Este libro ha tenido muy buena acogida y estaba casi segura de que iba a gustarme, sin embargo, una vez más, Blue Jeans no es uno de los autores que consigan calar en mí.
 Elena, David, Manu, Julen, Iria, Óscar, Nicole, Toni y Ainhoa llegan a la residencia Benjamin Franklin para pasar su primer año de universidad. Todos ellos coinciden en el pasillo 1B, lugar en el que se conocerán un poquito mejor. Estos nueve personajes son totalmente diferentes entre sí, influyendo los unos en los otros de un modo simplemente increíble, pero no por esto han logrado convencerme. Para empezar, Elena me ha parecido un personaje demasiado estereotipado: una
chica demasiado guapa, detrás de la que van todos los chicos, que para más inri es súper modesta y tímida. Su único objetivo es sacarse la carrera de derecho y ejercer lo antes posible, como hicieron sus padres, pero, a diferencia de ellos, ella no quiere caer en las redes del amor. (Lo sé… Es demasiado creíble). Otro personaje que me ha sacado de quicio es Toni, un chico demasiado… crédulo. Tiene una relación con una chica, Lauren, que dirige un Club de Fans a través de una cuenta en la archiconocida red social, Twitter. Si Toni me ha puesto histérica, mejor no vamos a hablar de Lauren… En serio: hay personas a las que no les iría nada mal un par de guantazos para empezar a comportarse.
 David me ha parecido algo más real que los dos anteriores, es un chico muy simpático, con sus propios demonios, que quiere estudiar publicidad por encima de todo. Manu, el típico chico que es guapo y lo sabe, va a estudiar fisioterapia con su mejor amigo, Julen. Estos dos últimos personajes tampoco me desagradaron, aunque debo reconocer que me resultó más interesante el segundo que el primero. Eso sí, si debo destacar a alguien es a Iria. Me gusta lo dura que es, pese a que realmente sea una chica frágil con sus cualidades y defectos. Tal vez un poco ingenua en lo que a cierto aspecto se refiere – quiénes hayáis leído el libro sabréis de qué hablo – pero, al fin y al cabo, es humano confiar y equivocarse.
 Los otros tres personajes pasan más inadvertidos. Nicole es una chica peruana que, junto a
Ainhoa, su compañera acomplejada con su peso, va a estudiar odontología. Óscar, por su parte, es un chico que ha pasado de estudiar la carrera de arquitectura en Valladolid a estudiar psicología (¡¡cómo yo!!) a Madrid.
 La prosa de Blue Jeans no me ha parecido nada del otro mundo. Bien es cierto que el libro se lee muy rápido por la gran abundancia de diálogos y la escasez de descripciones, además, el hecho de que esté escrito en tiempo presente con un narrador no protagonista agiliza mucho la lectura; sin embargo, yo soy de esas personas que siempre disfrutan un poco más de la profundidad de los personajes, de las explicaciones justas, pero con un poco más de margen. Con esto último quiero decir que toda la historia transcurre en poco más de cuatro días y, siendo sincera, yo en cuatro días no me fío lo suficiente de alguien a quién acabo de conocer.
 La novela gira en torno a tres temas principales: el pequeño triángulo amoroso entre David, Elena y Manu – algo que, cómo podéis imaginar, me puso histérica –, los problemas de Nicole y Ainhoa y el cómo los superan; y los problemas a los que se enfrentan, por separado, Julen y Toni. Así surgen miles de preguntas: ¿quién se ganará el corazón de Elena? ¿Y Marta, su hermana, logrará conquistar a David? ¿Quiénes son los chicos que insultan a Nicole por su nacionalidad y a Ainhoa por su aspecto? ¿Y Lauren, por qué no quiere iniciar ni vídeo llamadas ni conversaciones telefónicas con Toni? ¿Qué es lo que esconde Julen con tanto recelo? ¿Podrá salir victoriosa Iria de su relación o, como le dice Manu, acabará muy pronto?

 Y ahora… Bienvenidos a la Zona Spoiler

 Soy consciente de que a muchísima gente le encanta tanto el modo de escribir de Blue Jeans como su modo de confeccionar personajes pero, por lo que he podido comprobar, a mí no. La historia la he leído rápido, sí, pero en más de una ocasión me aburría mortalmente y tenía que parar para hacer otras cosas. Con esto no quiero decir que no recomiende el libro, ¡ni mucho menos! En él se tratan temas importantes de los que quiero hablar con más detalle y el primero de ellos es el racismo. No soporto a la gente intolerante. No hay más: para mí no tiene razón de ser que haya gente que insulte a otra gente – como veis: TODOS SOMOS GENTE, PERSONAS, SERES HUMANOS – por cosas tan estúpidas como el color de su piel o su nacionalidad. Me parece de ser muy retrógrada y me gustaría que todo el mundo superase este problema de una maldita vez. ¡Por el amor de Dios! ¡Llevamos 2015 años de historia, ya va siendo hora!

 Y así paso al tema número dos: la bulimia. Entiendo que todo el mundo tiene complejos – yo misma tengo los míos propios –, pero no me gusta nada que haya gente que se los tome tan a pecho, que se los crea tantoHay que estar a gusto con el propio cuerpo. Al fin y al cabo el ser humano es cuerpo y mente: debemos aceptarnos. El desarrollo que da Blue Jeans al complejo de Ainhoa me gustó porque muestra cómo una persona joven puede llegar a verse seriamente afectada por algo tan simple como el peso. No veo nada bien que alguien, por el mero hecho de creer que tiene unos kilos de más, se meta en páginas web que promueven la pérdida de peso malsana. Vomitar no es la solución, no comer tampoco. Dieta, deporte y vida sana, pero, sobre todo, aceptación.
 El tercer tema es uno de los que menos me sorprendió, pero es muy importante. Los engaños en las redes sociales. Toni habla con Lauren, creyendo que se trata de una chica joven que simplemente dirige una cuenta de Twitter como Club de Fans para el cantante Dani Martín, sin embargo, esto no es así. El hecho de que al final del libro se descubra que se trata de un pederastaMe dio verdadero asco. Recapitulemos todo lo que hace la supuesta Lauren a lo largo de la historia: dirige la cuenta – hasta ahí, todo normal –, se hace amiga de una chica realmente insegura, Sonia, enamora a Toni y hace que éste (atención) tenga sexo virtual con la webcam encendida. Decidme que no soy la única a la que esto le parece repulsivo. Que haya gente tan enferma como para engañar por Internet de ese modo… En fin, no tengo palabras.
 El cuarto tema es el más común en los últimos libros juveniles que he leído: la homosexualidad

y su aceptación. Julen, cuando acabó Selectividad, se besó en los cuartos de baño de un pub con el que había sido su profesor de inglés durante dos años, pero no lo ha reconocido ante nadie. Me gustó mucho que al principio no hablara del tema y que, poco a poco, se abriera a Iria. Así comprendí todo: realmente él no es gay, sino bisexual y, creedme, me encantó que iniciara una relación con Iria. Para mí son una pareja preciosa. 
 La novela se anda demasiado por las ramas en asuntos que para mí no tenían relevancia: como el hecho de que Elena se besara una y otra vez con Manu pero le gustara David. Sinceramente, no lo comprendo: ¿por qué se aprovecha de que a Manu le gusta para intentar poner celoso a David? Y, hablando de celos… No podía creerme que al final Marta consiguiera iniciar una relación con David. Simplemente me pilló de sorpresa. ¿Y por qué me pilló de sorpresa? Veréis, cuando el libro acaba, después de la noche que pasan en la discoteca de Madrid, llega un epílogo que lo pone todo patas arriba. Hay cosas coherentes: como la venganza contra Nicole – algo que me pareció una aberración innecesaria por parte de esos chicos –, el hecho de que Ainhoa ya no esté con Óscar y que Julen e Iria salgan juntos. Sin embargo, no entiendo cómo es posible que Elena acabe enamorándose de Martín, ese chico de cuarto de carrera de derecho que sale cuatro veces contadas en la novela. Debo recalcar que Elena siempre que él la miraba se sentía incómoda. De hecho, es en el epílogo dónde se sabe qué es lo que pasa con Lauren realmente. Sin embargo, la guinda del pastel se la lleva Manu: simplemente desaparece. No lo entiendo.

Con todo, Algo tan sencillo como tuitear te quiero es un libro juvenil que trata temas realmente interesantes, sin embargo los personajes no lograron calar en mí del todo a excepción de un par de ellos. La prosa del autor aunque rápida, me parecía algo forzada en algunos puntos y la práctica ausencia de descripciones hizo de la novela algo un poco menos creíble de lo que tal vez se buscaba. Eso sí: la recomiendo muchísimo para todas aquellas personas a las que les guste una novela de las que se leen en un momento.

Nota: 2.5/5

Citas

(…)
-Es un ave fénix – apunta el sevillano –. Me sirve para recordar que, pase lo que pase, la vida sigue y que uno, por muy mal que se encuentre y por muchos palos que reciba, puede resurgir de sus cenizas.
(…)

(…)
-Qué envidia me das.
-¿Por qué?
-Porque eres capaz de hacerlo todo sonriendo, sin miedo – señala Elena a su espalda –.
(…)

(…)
-Quizá Madrid es demasiado grande. ¿No crees?
-Mejor. Así siempre tienes algún rincón por descubrir o gente nueva a la que conocer. Pero lo que más me gusta de lugares enormes como este es que nadie te mira y puedes hacer lo que quieras, con quien te dé la gana, porque nadie te conoce.
-¿En Toledo te conoce mucha gente?
-En Toledo nos conocemos todos. Aunque es una ciudad importante, todo el mundo sabe quién es quién – dice Marta jugueteando con la pajita, con la que ahora hace pompitas –. Cada persona se va creando una fama, sea verdadera o falsa, y todos te juzgan por lo que se diga de ti. Casi siempre por la espalda.
[…]
-Eso pasa en todas partes. No solo en Toledo. En el instituto, en tu barrio, en tu calle, e incluso hasta en tu propio grupo de amigos. Nos gusta juzgar y opinar de todo. Hay que pasar de lo que dicen.
(…)

(…)
 Sin embargo, no es fácil dejar atrás algo que quieres tanto.
(…)

(…)
-Manu, te lo digo en serio. Si sigues soltando esas estupideces, me levanto y me voy. Si sales con un estúpido, corres el riesgo de convertirte en una estúpida. Eso me lo dijo una buena amiga una vez. Y yo no quiero seguir corriendo ese riesgo.
(…)


21/7/15

NOMINACIONES (CUÉNTAME TUS SECRETOS Y LIEBSTER AWARD)


NOMINACIONES (CUÉNTAME TUS SECRETOS Y LIEBSTER AWARD)

¡Hola a tod@s! J

 Esta vez no traigo un book-tag – lo sé, es martes, pero… –, ya que he sido nominada a dos premios diferentes.

 El primero de ellos me llega de la mano de la administradora del blog Pasarán las horas (así que lo hiciste para darme faena… Ais xD). Os recomiendo muchísimo pasaros por allí, su blog es sencillamente maravilloso y sus reseñas cuentan con unos toques de humor que no podéis perderos. ¿Y a qué me ha nominado? Pues a contar 7 cosas que no suelo contar sobre mí. Aquí tenéis el enlace a sus respuestas. ¡¡Mil gracias, guapísima!! J

El segundo de ellos me llega de la mano de mi ahijado, Alberto, del blog Argonauta perdido en el tiempo. Sobra decir lo muchísimo que os recomiendo pasaros por allí. Su blog está bastante activo y siempre tiene cosas muy chulas que compartir con tod@s nosotr@s J Haciendo clic aquí podéis acceder a sus respuestas. ¿Y a qué me ha nominado? A un Liebster Award. ¡¡Mil gracias, ahijado!! J




RESPUESTAS AL BLOG PASARÁN LAS HORAS

1 – No soporto ni las hormigas, ni las arañas ni los mosquitos. Me desquicia sobremanera que cualquiera de esos horribles bichos – sí, lo sé, las arañas no se consideran insectos. Creedme, en clase de biología me hacía cruces cuando nos ponían imágenes – y cuando los veo sólo pienso “por favor, que alguien los mate”. ¿Sabéis estas personas que pueden dormir sin ningún tipo de problema con una araña colgando de una de las esquinas de su habitación? Pues yo no. Sencillamente me muero de asco. Sólo de pensar que puede bajar y subirme por la pierna… Dios, me muero de asco sólo de pensarlo y escribirlo.

2 – Por norma general, no me gusta nada la música que escuchan mis amigas. Ellas son unas amantes incondicionales del reggaetón y yo, sencillamente, no lo aguanto. Como no puede ser de otra manera, basta que no te guste algo para que lo tengas que escuchar a todas horas y es que, aunque odio esa música, entre mis vecinos y mis amigas estoy súper enterada de las novedades. El resto de registros/estilos los tolero sin ningún tipo de problema. No me importa que a alguien le encante el heavy metal – yo misma tengo algunas canciones que adoro – el pop, el rock o la música tecno – de hecho, estos dos últimos estilos me encantan –.

3 – Me agobio un montón cuando me dicen las cosas de un día para otro. Me gusta que me digan las cosas con tiempo y cuando llegan los comentarios simpáticos como “mañana hemos quedado con tal para hacer cual” a mí se me hincha la venita del cuello. ¿Tan difícil es decirme las cosas dos o tres días antes? ¡Venga, ya! Además, cuando pasan estas cosas, la otra persona nunca pregunta “¿tienes algo que hacer mañana?”. No. Tienes que dejarlo todo para ir corriendo a lo que te pidan. Pues me da rabia, lo siento.

4 – Soy de las personas que corrigen a la gente cuando habla mal. Sé que hay personas que odian que las corrijan, pero, de verdad, soy incapaz de escuchar “nosotros ayer nos sentemos en el banco y….”. NO. NO. NO. NO. No puedo. Así que gracias a este “defectillo” me he ganado muchas broncas.

5 – Tengo poca paciencia. Cuando tengo uno de esos días en los que me pasa algo con alguien – lo típico de que alguien te da el día – no estoy para aguantar a nadie y termino por callarme para no liarla con personas que no tienen la culpa. Claro, esto está muy bien hasta que te empiezan a presionar: “¿qué te pasa?, ¿por qué estás tan callada?, chica, ¿qué ha pasado que estás de tan mala leche?”. En serio, personas del mundo que interrogan a las personas que no tienen el día… Lo mejor es no preguntar (os lo dice una experta xD).

6 – Suelo ser bastante espléndida cuando tengo dinero. Me gusta hacer regalos, no por el hecho de que luego puedan devolvérmelos, sino porque me gusta ver cómo la persona que los recibe sonríe, se emociona… Es una sensación tan corta pero tan bonita. Lo malo es que no tengo demasiados ingresos – no trabajo –, así que voy tirando de lo que me dan o bien familiares o bien por vender de segunda mano algún que otro libro.

7 – Podría pasarme la vida hablando de algo que me emociona. Cuando algo me gusta mucho, ya sea un libro, una serie, o algo que he hecho y me ha salido o bien o mal… No paro de hablar. Le doy mil vueltas, hago conjeturas si es una serie o un libro… Bueno, torturo a cualquier persona que esté dispuesta a escucharme con el tema. Puedo ser muy pesada, pero, de verdad, es que no puedo evitarlo.





RESPUESTAS A ALBERTO

1 ¿Cuál es tu libro favorito de un autor de tu país?

 Me gustan muchos autores españoles, pero, entre mis últimos autores y autoras descubiertos y descubiertas, se encuentra Lena Valenti. Su saga, Vanir, me está gustando. Y mucho. Tiene un modo de escribir muy cercano, en ocasiones incluso lírico. Juega con los pasados, la mitología nórdica, el amor… Sencillamente: una prosa exquisita.

2 – Menciona tres libros que no puedas esperar a leer

 El primero que diré es, si no me equivoco, la octava parte de la saga Vanir – sí, hoy la cosa va de Lena Valenti –. Se trata de El libro de Noah, un personaje que me encanta y del que espero una novela que me robe el corazón.
 Como segundo libro que me muero por leer diré Yo antes de ti, de Jojo Moyes. Veréis, creo que todavía no he leído una sola reseña negativa de la novela y, claro, eso es un incentivo. Además, he leído opiniones de personas con las que suelo coincidir en gustos (*cof* *cof* Ya te vale, Omaira *cof* *cof*) y lo pintan genial.
 Y el tercer libro que quiero leer es (redoble de tambor) La coincidencia de Callie y Kayden, de Jessica Sorensen. Creedme: llevo más de un año detrás de ese maldito libro y no hay forma humana de conseguirlo. Nada. Cero. “No lo tenemos, lo sentimos mucho”. Así que sí… Ojalá caiga un día en mis manos.

3 – ¿Qué es lo que más te gusta de un villano?

 (Obviamente: su cuerpo xD). No, ahora en serio. Por norma general me gusta la malicia que caracteriza a los villanos, más aún si nos hablan de personajes que son arrebatadoramente guapos. Si me centro, por otro lado, en personajes más oscuros de sagas fantásticas, como Voldemort, lo que de verdad me atrapa son sus malas intenciones, la verdadera creencia de que deben hacer eso para vivir mejor, destruir vidas y lugares con el objeto de lograr vivir en paz consigo mismo.
 No me gustan los villanos que pecan de estúpidos, esos que no tienen razón de ser. Cuando leo sobre un “villano” quiero que se me erice el bello de la nuca, quiero odiarlo y, lo que es más importante, quiero que, con cada una de sus escenas, sienta que se me encoge el estómago.

4 – ¿Qué género no sueles leer o no te llama la atención?

 La mayoría sabréis lo que voy a responder. El terror. No puedo, lo siento. Como he comentado alguna vez, a mí me gusta dormir tranquila. No quiero pensar que cuando voy al baño a ducharme va a matarme alguien, ni que mi reflejo va a salir del espejo y se va a convertir en una especie de orco maligno, ni ir por la calle pensando que alguien me sigue… Todo esto no son más que paranoias que duran unos días después de ver una película de miedo o leer un libro del mismo género, pero, como he comentado, a mí me gusta estar tranquila.

5 – ¿Qué es lo que más te gusta de tu blog?

 Vosotr@s. Lo que más me gusta son vuestros comentarios, el poder intercambiar o compartir opiniones con tod@s vosotr@s. El blog me ha servido para conocer gente maravillosa y para poder hablar de libros. No puedo pedir más J.

6 – ¿Qué es lo que más te gusta de mi blog?

 Jolín, Alberto, ¡qué preguntas más crueles! Lo que más me gusta del blog de mi ahijado son sus reseñas. Me gusta mucho lo bien que transmite cuánto le ha gustado un libro, o lo muchísimo que le ha disgustado. Otra cosa que me encanta es el “Calendario literario”. Aporta unos datos muy chulos sobre autores y autoras: fechas de publicación de libros, cuánto tiempo hace que un autor o autora brillante falleció… Maravilloso.

7 – Describe tu blog es una frase

 Sincero. Esto es lo que mejor define el blog: cada palabra que encontráis aquí es completamente sincera, mi opinión sin ningún tipo de tapujo.

8 – ¿Qué buscas en un amigo?

 Buena pregunta. Lo que busco en un amigo es sinceridad y lealtad. Odio que una persona que crees que es amiga tuya te la clave por la espalda – que te critique, que cuente tus secretos, etc. –. Adoro a la gente espontánea, esas personitas que dicen lo que piensan sin ningún tipo de vergüenza, sin importarles que les juzguen. La sinceridad y la lealtad, la coherencia. Eso es un amigo de verdad.

9 – ¿Qué cualidad te gustaría poseer?

 Me gustaría ser menos vergonzosa, quiero decir: cuando me suelto no hay manera de callarme, pero cuando acabo de conocer a una persona suelo ser muy poco habladora. Así que sí: ser menos vergonzosa, sin duda.

10 – ¿Cuál es tu banda y tu solista favorito?

 Pregunta difícil. Muy difícil. Hace unos años hubiera contestado sin ningún tipo de duda, pero ahora me gustan muchísimos grupos, así que me decantaré por un grupo que hace música simplemente maravillosa: Imagine Dragons. Hace unos días una amiga me dijo que esa música era “muy de mi estilo”. La verdad es que me hizo mucha gracia, pero es que… ¡El grupo es simplemente fantástico! Una de mis canciones favoritas es Demons. ¡Escuchadla!
 ¿Solista? No sé si es solista o forma parte de un grupo, pero, en cualquier caso, a mí esa música me encanta. Es muy melancólica y si estás triste no es recomendado escucharla, pero es preciosa. Hablo de Kodaline. ¿Os suena? De no ser así, os recomiendo que escuchéis All I want.

11 – Descríbete en tres palabras

 1 – Sincera. Esto es algo que me ha traído más de un disgusto. Intento no tener filtros a la hora de decir las cosas, quiero decir, si es la verdad la suelto sin más. Pero, claro, hay gente que no acepta bien que le digas las cosas claras. Por ese motivo, cuando a mí alguien me dice algo que es verdad, intento tragarme el orgullo y aceptarlo, me guste más o menos – algo difícil… Seamos realistas… Todo el mundo es un poco hipócrita a veces –.

2 – Cabezota. De ahí el punto anterior. Cuando hago algo mal y me lo echan en cara me cabreo, como todo el mundo, pero no me dura, al menos no demasiado.

3 – Idealista. Si creo firmemente en algo, lo defiendo. Con esto quiero decir que no me intimida que me digan que estoy equivocada, simplemente acepto otras opiniones, siendo fiel a las mías – siempre que haya respeto, que, como digo siempre, es lo más importante en un diálogo –.


Mis nominad@s

 Soy consciente de que debo nominar a 11 personas, pero no sabría elegir, así que me gustaría que en los comentarios me dejarais alguna respuesta a alguna de las preguntas propuestas por Alberto, o bien algo sobre vostr@s... ¡Sería genial!


Y esto ha sido todo.

¿Y vostr@s? ¿Qué cualidad destacarías de vosotr@s mism@s? ¿Algún autor de vuestro país que os tenga enamorad@s? ¿Con qué tres palabras os definiríais? ¿Qué destacáis de vuestros blogs? ¿Qué cualidad os gustaría tener? ¿Cuál es vuestro grupo favorito?

¡Nos leemos en los comentarios y en vuestros blogs! ¡Un besazo!

17/7/15

Reseña de libros infantiles #1: Un pringao total


Reseña de libros infantiles #1:
Un pringao total

¡Hola a tod@s! J

 Hoy inauguramos sección, sí, sí. Como os comenté en la entrada anterior, tenía muchas ganas de hacer esta sección. Dado que leo con mi hermano pequeño, que tiene 11 años, había pensado que, de este modo, tal vez os ayudo a decidir futuras lecturas para los peques. Quería comentaros que, respecto a las reseñas normales, hay un par de cambios: aquí no habrá un solo spoiler, sin embargo, si queréis que comentemos con más detalle cualquier aspecto, no tenéis más que preguntar y, como siempre, yo estaré encantada de responder J

Antes de pasar con la reseña quería comentaros algo… ¿Recordáis la última iniciativa  a la que me apunté? Pues bien… Ya tengo ahijado y es… ¡Alberto, del blog Argonauta perdido en el tiempo! J Aprovecho para deciros que es un chico súper majo y que su blog vale muchísimo la pena así que ya sabéis… No olvidéis pasaros por allí ^.^





Ficha técnica



Título: (Diario de Greg 1) Un pringao total
Autor: Jeff Kinney
Editorial: RBA Libros
Número de páginas: 224
ISBN: 9788498672220      
Precio: 15,00€
Sinopsis
 «En primer lugar, quiero dejar una cosa bien clara: esto no es un diario. Ya sé lo que pone en la portada. Mira que cuando Mamá lo fue a comprar le pedí DE MANERA ESPECÍFICA que si compraba una libreta no tuviera el rotulito de “diario”.» Greg Heffley tiene 12 años y su madre le compra un diario que abarcará un curso escolar: de septiembre a junio. Conoceremos a Greg a través de las hilarantes y enternecedoras desventuras que narra e ilustra en su libreta.

Mi opinión

 Greg acaba de empezar su primer año de instituto y nada es tan bonito como lo pintan: su mejor amigo es Rowley, un niño para nada popular que tiene tendencias demasiado infantiles, su hermano, Rodrcik, forma parte de una banda llamada “Los celebros retorcidos” y, para más colmo, su madre le ha comprado un diario para que vaya anotando todo lo que pasa en su vida. ¡El colmo! Aunque, bien mirado, si alguna vez se hace famoso no tendrá por qué contestar a las preguntas de sus fans, ¿verdad?
 Así es como empieza la primera entrega de la saga Diario de Greg. Francamente, no me esperaba mucho de estos libros, tal vez un par de momentos graciosos, pero poco más. Sin embargo, debo decir que estaba muy equivocada. Jeff Kinney nos brinda una historia cargada de sarcasmo, ironía y escenas desternillantes. Los dibujos, como hechos a mano por el propio Greg, me recuerdan mucho a las antiguas tiras cómicas que todo el mundo ha leído alguna vez en la vida.
 A raíz de la llegada del diario, iremos conociendo mejor a la familia de Greg. Nos reiremos con Manny, su hermano pequeño, pondremos los ojos en blanco con el comportamiento de sus padres y nos quedaremos con la boca abierta ante Rodrick.
 Dado que esto es una reseña de un libro infantil, será mucho más corta, sin embargo, sí que os hablaré a groso modo de algunas de las escenas más impactantes. Por ejemplo, el momento en que Rowley y Greg pasean por la calle recogiendo caramelos en Halloween. Me pareció realmente divertido como huían de los matones a los que cometieron el craso error de insultar, sin embargo, la guinda del pastel se la lleva el hecho de que, al llegar a casa de la abuela de Greg, su madre no le deja quedarse allí a dormir. Vamos a ver, suena surrealista, pero… ¿No es recuerda a las típicas películas de dibujos?
 Entre los puntos fuertes de la historia tenemos a Greg. Este niño tiene la cabeza llena de ideas que podrían competir con los mismísimos Phineas y Ferb. Creo que como protagonista está muy bien enfocado, ya que hay muchos aspectos con los cuales los pequeños lectores podrán sentirse identificados. ¿Y qué factores son estos? Pues bien: Greg tiene un hermano pequeño al que se lo consienten todo y, por consiguiente, aunque no lo reconozca, siente celos. Rodrick encarna a la perfección la clásica figura del hermano mayor: “aprende de mí pero ni te acerques”. Los padres se nos muestran como personas que no comprenden el humor de sus hijos y no hacen más que molestar. Y el instituto está lleno de momentos en los que lo único que Greg y Rowley quieren es ser populares. Así bien… ¿Cómo evitar una pelea entre amigos?
 Creo que es una muy buena opción si no han leído nada nunca antes, aunque, cuidado: la forma como está escrito el libro no nos lleva a novelas. Tanto la tipografía como la forma en que se narran los hechos concuerdan a la perfección con un diario de vivencias personales. Eso sí: muy bien explicado todo y con un especial énfasis en la línea temporal.
 Se juega con el lector haciéndole recordar hechos pasados. Con esto quiero decir que nada de lo que sucede está de más y, aunque algunas veces parezca relleno, hacia el final de la historia se hace referencia.
 Por último, destacar la Maldición del queso. Me parece alucinante como todos los niños del instituto hacen una montaña de un triste trozo de queso podrido. Eso sí, es realmente divertido.

Con todo, Un pringao total es un inicio de saga realmente divertido, con un protagonista de lo más peculiar. Tanto la familia como los amigos jugarán un papel muy importante en la novela, brindándonos, junto con las viñetas, una historia ideal para los más pequeños.

Nota: 4/5

Citas

(…)
 Quiero dejar constancia de una cosa: opino que el instituto es la cosa más estúpida que jamás se haya inventado. Tienes chicos como yo, que todavía no hemos pegado el estirón, mezclados con todos estos gorilas que ya se afeitan dos veces al día.
(…)

(…)
 La verdad es que me alegro de que mi plan para estar en el grupo de lectura fácil no haya funcionado.
 He visto a dos tíos de ese grupo sujetando el libro del revés, y no me ha parecido que estuvieran fingiendo.
(…)

(…)
 Después de un rato, nos dimos cuenta de que aquellos gorilas nos iban a estar esperando ahí fuera, así que pensamos pasar la noche en casa de mi abuela. Fue entonces cuando empezamos a ponernos gallitos y a burlarnos de ellos gritando como monos.
(…)

(…)
 De todas formas creo que intentaré no ser DEMASIADO bueno. A un tío que se llama Preston Zonn lo han nombrado Deportista del Mes por su fantástica actuación en las competiciones de baloncesto. Y han colgado su retrato en el vestíbulo del colegio.
 En cosa de segundos todos se dieron cuenta de cómo suena <<P. Zonn>> cuando lo dices todo seguido. Y claro, el cachondeo con el pobre Presto no ha parado desde entonces.
(…)

(…)
 Bueno, pues como dice mi madre, ten cuidado con lo que deseas. Resulté elegido para el papel de árbol, pero no sé si es tan bueno. Los disfraces de árbol no tienen agujeros para sacar los brazos, así que parece que el lanzamiento de manzanas ha sido suprimido.
 Me sentiría afortunado si al menos tuviera que decir algo. Pero había muchos aspirantes y no había suficientes personajes. Así que tuvieron que inventar algunos.
 Rodney James aspiraba a ser el de Hombre de Hojalata, pero tuvo que conformarse con el papel de arbusto.
(…)

(…)
 Al final, hoy no estuvo del todo mal. Cuando estábamos acabando el ensayo, Archie Kelly tropezó con Rodney James y se rompió un diente, ya que no pudo sacar los brazos para amortiguar la caída.
(…)

(…)
 Cuando yo tenía siete años, lo único que quería para Navidad era la casa de los Sueños de Barbie. Y NO porque me gusten los juguetes para niñas, como Rodrcik se encargó de pregonar. 
 Es que se me ocurrió que podría venirme al pelo como fortaleza para mis soldados.
(…)

(…)
 La gran contribución de Rick a la humanidad es que, a cambio de 50 centavos, es capaz de despegar un chicle de debajo del pupitre y ponerse a masticarlo.
(…)


14/7/15

BOOK-TAG 15: SIETE COSAS SOBRE LIBROS


BOOK-TAG

SIETE COSAS SOBRE LIBROS


¡Hola a tod@s! J

 Martes. Book-tag. Esta vez he contestado a las preguntas porque Alberto, del blog Argonauta perdido en el tiempo, me nominó hace poquito. ¡¡Mil gracias, Alberto!! Os recomiendo muchísimo que os paséis por su blog. Tiene un contenido muy variado y siempre es súper sincero a la hora de expresarse. Haciendo clic aquí podéis leer las respuestas a éste mismo book-tag.


1 – Siete libros que quieras leer antes de morir

 Francamente, esta pregunta es un poco gore, pero no por ello menos interesante. Entre los libros que espero poder leer al menos una vez en mi vida – no sin esfuerzo –, están:

1 – La saga Juego de Tronos, de George R.R. Martin (sé que no un único libro, pero permitidme la trampa)
2 – Crimen y castigo, de Fiódor Dostoyevski.
3 – El conde Lucanor, de don Juan Manuel (en serio, este libro tengo que leerlo sí o sí, no hay más).
4 – 1984, de George Orwell.
5 – El nombre del viento, de Patrick Rotfuss (libro que me intimida por su grosor).
6 – Trilogía La sombra del viento, de Carlos Ruíz Zafón.
7 – Wilt, de Tom Sharpe (mi madre siempre dice que es súper divertido, así que… Habrá que probar a ver qué tal es).

2 – Siete frases o citas de libros

(…)
 -¿Y los tuyos? ¿Se amaban tus padres?
 Se escuchó a sí misma preguntando aquello, y se sintió abrumada por el vertiginoso surrealismo de la situación. Acababa de preguntar a un serafín si sus padres se amaban.
-No – respondió él sin añadir explicación alguna –. Pero espero que los padres de mis hijos sí lo hagan.
(…)
                                                                                                                      Hija de humo y hueso, Laini Taylor.


(…)
-Algunos pueblos piensan que, al sacarle una foto a una persona, le arrebatas también el alma. A mí me parece una forma de pensar bastante acertada, así que lo siento mucho, pero prefiero que no lo hagas.
(…)
Temblor, Maggie Stiefvater.


(…)
 Al fin y al cab0, ¿qué diferencia hay? Somos todos iguales, con un certificado de garantía de seres civilizados hasta que no se revela un defecto, un fallo. Y entonces nos convertimos en criaturas diferentes, incomprensibles, violentas. La garantía caduca y quedamos marcados para siempre: monstruos.
(…)
Oscuridad, Elena P. Melodia.


(…)
 Al reconocer la verdad se quedó abatida e indefensa como una niña. Y como las niñas se limitó a ser sincera y a hablar con claridad. Toda la furia se esfumó y entonces se sintió vulnerable como nunca. Estaba perdida, había perdido contra él. No podía utilizar más máscaras de indiferencia cuando éstas se rompían en pedazos.
(…)
El libro de Jade, Lena Valenti.


(…)
-Estoy enamorado de ti, y no me apetece privarme del sencillo placer de decir la verdad. Estoy enamorado de ti y sé que el amor es solo un grito en el vacío, que es inevitable el olvido, que estamos todos condenados y que llegará el día en que todos nuestros esfuerzos volverán al polvo. Y sé que el sol engullirá la única tierra que vamos a tener, y estoy enamorado de ti.
(…)
Bajo la misma estrella, John Green.


(…)
-No todos los besos son iguales. Solo algunos consiguen que el mundo se pare. Esos son los mejores: los que hacen que el tiempo se detenga y pierdas incluso la noción de quién eres.
(…)
El jardín de las hadas sin sueño, Esther Sanz.


(…)
-Sólo los muggles hablan de <<leer el pensamiento>>. La mente no es ningún libro que uno pueda abrir cuando se le antoje o examinarlo cuando le apetezca. Los pensamientos no están grabados dentro del cráneo para que los analice cualquier invasor. La mente es una potencia muy compleja y con muchos estratos, Potter, o al menos así son la mayoría de las mentes.
(…)
 Harry Potter y la orden del fénix, J.K. Rowling.

3 – Siete personajes masculinos que te gusten

1 – Ron Weasley (saga Harry Potter). En serio, este chico es un amor. No sólo tiene unas salidas maravillosas, sino que, libro a libro, vamos viendo su evolución, el cómo ese niño algo torpe crece, madura… y se hace más fuerte. Sin duda, uno de mis personajes favoritos.
2 – August (libro auto conclusivo La lección de August). Hace muy poquito que sé de este personaje, pero se ha ganado un hueco en mi corazón. Es simplemente maravilloso, con una mente brillante pese a su corta edad y una capacidad de superación que ya quisiéramos tener todos.
3 – Augustus Waters (libro auto conclusivo Bajo la misma estrella). Simplemente es amor. Este chico, pese a todos los problemas que tiene, se levanta cada día y sonríe, llenando el mundo de metáforas de lo más rebuscadas. Es un buen amigo, uno de los leales. ¿Qué más queréis que diga? Ojalá existiera de verdad.
4 – Jace (saga Cazadores de sombras). Todas las personas que estáis leyendo o habéis leído la saga sabéis por qué lo he elegido. Porque es Jace y a Jace hay que decirlo. Y punto. Me gusta su actitud arrogante, me gusta lo mucho que se preocupa pese a que finja que todo le da igual… y me gusta que luche por lo que de verdad cree.
5 – Robin (trilogía El bosque). La verdad es que al principio tenía sentimientos encontrados con este personaje, pero, poco a poco – y a partir del segundo libro principalmente – me di cuenta de que su corazón, lejos de ser un órgano frío, era de oro. Sin duda, un amor de chico.
6 – Andrew (libro auto conclusivo Nadie como tú). Me gusta mucho que exprese lo que de verdad piensa sin importarle qué puedan pensar lo demás, que diga lo que de verdad siente sin tapujos, sin medias tintas. Su capacidad de superación con su inalterable paciencia – a excepción de cierto momento que no comentaré para no hacer spoilers a nadie – me dejaron con muy buen sabor de boca al acabar la novela.
7 – Cameron (libro auto conclusivo Te esperaré). No puedo decir absolutamente nada malo de este personaje. Ayuda a Avery con sus problemas, no se rinde y es realmente dulce y protector. Supongo que tiene parte de eso que toda chica busca, sin embargo, también tiene sus demonios, unos demonios que, personalmente, no se me hicieron para nada pesados.

4 – Siete personajes que quieras matar

1 – Lucius Malfoy (saga Harry Potter). Lo siento, pero no lo soporto. Simplemente me saca de quicio que haya una persona tan sumamente falsa en el mundo mágico de J.K. Rowling. Me parece lamentable su actitud, esa forma que tiene de arrastrarse, de decir a las personas más influyentes lo que quieren escuchar… Una perla, vamos.
2 – Dolores Umbridge (saga Harry Potter). Odio, repito, odio a esta mujer. Es un grano en el culo, no hay más. Su actitud no es sólo repulsiva sino que, para colmo, es inmoral. Tratar así a Harry sólo por decir la verdad… En fin. Ojalá se muera pronto.
3 – Julian (libro auto conclusivo La lección de August). Me entraron ganas de estrangularlo desde el momento en salió en escena. Es el típico niño que con las personas adultas se comporta de un modo adorable, pero que, cuando se queda con los demás niños, se convierte en una criatura malcriada y repelente. Creo que un puñetazo no es castigo suficiente… menos teniendo en cuenta las barbaridades que hace.
4 – Seth (saga Vanir). Yo de verdad que intento no odiar a los personajes que los autores y autores pretenden que odies, pero personas como Seth me sacan de quicio. Estoy leyendo el tercer libro, así que “los personajes odiados” de los primeros libros para mí han quedado en un segundo plano. Sólo espero que Menw le patee el culo a ese cerdo.
5 – Steph (saga After). Esta chica me cae fatal. FATAL. No voy a decir el por qué por si queda alguien que no haya leído estos libros que tanto revuelo han causado, pero sí os diré que me entraron ganas de darle de guantazos por mala persona. En fin… suerte que personas tan enfermas como ella no hay demasiadas o al menos yo he tenido la suerte de no toparme con ninguna.
6 – Bellatrix Lestrange (saga Harry Potter). Creedme cuando os digo que esta mujer hace algo horrible, algo que yo no pienso perdonarle. NUNCA. Me parece odiosa, simplemente un monstruo que puede considerarse una magnífica discípula de Voldemort. Si os soy sincera, espero que Harry se vengue de ella.
7 – Sebastian (saga Cazadores de sombras). Otra persona que hace algo imperdonable. Yo no entiendo qué sacó de hacer lo que hizo, pero, como digo siempre, tiene que haber de todo en el mundo. Espero que Jace y Clary lo pongan en su sitio muy pronto.

5 – Siete cosas que odies en los libros

1 – Odio que sean muy descriptivos. Puedo vivir sin saber cómo era la mesa, dónde se fabricó y desde cuando estaba en la casa. Llega un punto que paseo la mirada por encima de las letras.
2 – Los triángulos amorosos absurdos. No soporto que la protagonista sepa desde el principio con quién va a quedarse pero se ande con rodeos y dudas infundadas. Quiero que un triángulo amoroso me haga dudar. Dudar de verdad. Y, a día de hoy, esto sólo lo ha conseguido la trilogía El bosque, de Esther Sanz; y el libro Inconsciente, de S.C. Stephens.
3 – La involución de los personajes. Quiero que a lo largo de la novela, bilogía, trilogía o saga evolucionen. No soporto que se estanquen, que se queden igual o peor que cuando empezaron.
4 – Que haya paja. Entiendo que hay novelas que necesitan más páginas para contar una historia, pero las hay que simplemente cuentan con un relleno francamente abrumador.
5 – Que me dejen indiferente. No me gusta estar leyendo un libro y no sentir nada: ni empatía, ni pena, ni alegría… Simplemente un vacío. Leer por leer, creo que hay pocas cosas que odie más que eso.
6 – Exceso de personajes. Si están bien construidos, por mí perfecto; ahora, si llega un batallón de personajes de personalidades calcadas e historias aburridas, entonces la cosa se pone fea.
7 – Historias calcadas. No me gustan los tópicos, pero los tolero. Sin embargo, me cabrea sobremanera encontrar similitudes demasiado sospechosas entre una novela y otra. Los plagios me parecen horribles.   


6 – Siete escritores

1 – Cassandra Clare. Autora que disfruta haciendo sufrir a las personas que leemos sus libros. Por cada momento bonito, esos momentos en los que sonreímos, nos regala tropecientos terribles, de esos que hacen que el corazón se te encoja en el pecho, llegando al límite de que se te rompe en mil pedazos. Lo peor de todo es que después lo arregla… y vuelve a romperlo. Eso sí: yo adoro a esa mujer. Sus libros son maravillosos.
2 – Lena Valenti. Al igual que la anterior, esta mujer es feliz matándonos poquito a poco. Adoro sus libros no sólo por la historia de amor, sino por la mitología, por las intrigas… Aunque, si soy sincera, sufro bastante cuando las cosas se ponen feas. Algo bueno es que, al menos de momento, las cosas no suelen acabar mal.
3 – Gustavo Adolfo Bécquer. ¿Qué decir de este clásico? Es maravilloso. Me encanta cómo se expresa, como nos hace sentir escalofríos, cómo nos regala palabras de amor sincero, de tristeza… la soledad, la muerte y el amor. Simplemente perfecto.
4 – J.K. Rowling. A ver… Esta señora ha creado a Ron Weasley. Sólo por eso se merece una ovación. No, ahora en serio, me encanta la saga Harry Potter. Es una joyita que todo el mundo debe probar al menos una vez en la vida. Harry, Ron, Hermione, Neville… Todo un cúmulo de personajes que nos harán sonreír, reírnos e incluso llorar.
5 – Francesc Miralles. He hablado un millón de veces sobre él y es que para mí todo lo que escribe es oro. Tiene un modo de expresarse muy atrapante, nada cargante, con las palabras justas y unos toques melancólicos realmente preciosos.
6 – Samantha Young. La trilogía de la que os he hablado mil veces, Calle Dublín, cuenta con una prosa deliciosa, unas descripciones justas y unos personajes entrañables. Sin duda, un trabajo fabuloso.
7 – Carlos Ruíz Zafón. Sólo he leído El príncipe de la niebla pero debo decir que estoy enamorada de la prosa de ese hombre. Su forma de narrar es atrapante, consigue hacer que quien lee el libro se evada de la realidad, que tema por la vida de los personajes, que maquine ideas sobre qué ha podido suceder… Espero poder leer algo más suyo porque, creedme, vale la pena.   


7 – Siete personas que quieras etiquetar

 Yo por mí os etiquetaba a tod@s, pero, claro… La limitación está en 7. Dado que en el último premio etiquete a seis bloggeras súper adorables, esta vez os hablaré de siete personitas que siempre se dejan caer por aquí, y son… (Redoble de tambor):

1 – Viviendo entre libros (no sé cómo se llama la chica que lleva el blog, pero es un amor).

2 – Anna, administradora del blog Cómo ser un ninja.

3 – Cristina, administradora del blog Imperfect Books.

4 – Jane, administradora del blog Entre libros.

5 – Pasarán las horas (tampoco sé cómo se llama la administradora, pero, creedme, es súper maja. A mí me cae genial.).

6 – Ana, administradora del blog A place for your dreams.

7 – Belén, administradora del blog Replello Muggletum.

 Al igual que en la entrada anterior, quiero comentaros un poquito por qué he decidido nominarlas a ellas. La administradora del blog Viviendo entre libros suele subir reseñas de libros de miedo (un género que, aunque no leo por el tema de que me gusta dormir tranquila, despierta en mí cierta curiosidad) y de muchas novedades. Se expresa súper bien y siempre me encanta saber lo qué opina. Anna tiene bastante variedad en su blog. Lee un poquito de todo y siempre que reseña se nota cuándo algo le ha gustado y cuándo no. Además, es súper sincera. Cristina… ¿qué decir de ella? Pues que me río un montón con sus comentarios. ¡Es súper divertida! Algo que veréis plasmado en sus reseñas, en sus entradas de libros que lee el fin de semana… En serio, un amor de chica. Jane es una chica cuyo blog sigo hace bastante tiempo y la verdad es que me gusta mucho el contenido. Lee mucha novela juvenil y con sus reseñas siempre se me quedan los dientes largos. En el blog Pasarán las horas encontraréis unas reseñas súper sinceras, a las que la administradora suma comentarios con los que siempre acaba arrancándome una carcajada. El blog de Ana lo conozco hace bastante tiempo y, aparte de que lee una barbaridad (en serio, cuéntame tu secreto) lo tiene súper actualizado. Siempre tendréis algo que leer por allí. Por último, Belén. Su blog lo descubrí hace poquito pero la verdad es que me encanta. La chica es un amor, ya veréis… Además… Adora Harry Potter. Creo que con eso lo digo todo J


Y esto ha sido todo. Sé que ha quedado larguísima. ¡Lo siento!

¿Y vostr@s? ¿Qué personajes mataríais? ¿Qué personajes adoráis? ¿Algún autor o autora que os haya robado el corazón? ¿Qué es lo que más odiáis en los libros?

¡Nos leemos en los comentarios y en vuestros blogs!




Antes de acabar… Quería comentaros que me he apuntado a la iniciativa “Club adopta un blog” como madrina. A ver si pronto recibo respuesta J


¡Un besazo!