21/9/13

RESEÑA 1#: HIJA DE HUMO Y HUESO

Reseña 1#: hija de humo y hueso

¡Hola! :)
Tal y como prometimos, aquí traigo una de las primeras reseñas del nuevo blog. Lo cierto es que me hace muchísima ilusión, eso sí, no vale quejarse si no es del todo buena ;)
 Entre los últimos libros que han caído en mis manos, se encuentra Hija de Humo y Hueso de Lany Taylor.
Aquí os traigo la ficha técnica y la sinopsis.

Ficha técnica


Nombre: Hija de humo y hueso
Autora: Laini Taylor
Editorial: Alfaguara
ISBN: 978-84-204-1098-2
Precio: 17.50€

Sinopsis

 Karou es una estudiante de arte de 17 años que vive en Praga. Pero ese no es su único mundo. A veces, Karou desaparece en misteriosos viajes para realizar los encargos de Brimstone, el monstruo quimera que la adoptó al nacer.
 Tan misteriosa resulta Karou para sus amigos, como lo es para ella su propia vida: ¿cómo es que ha acabado formando parte de una familia de monstruos quimera? ¿Para qué necesita su padre adoptivo tantos dientes, especialmente de humanos? Y, ¿por qué tiene esa recurrente sensación de vacío, de haber olvidado algo?
 De pronto, empiezan a aparecer marcas de manos en las puertas, señal de que la familia de Karou corre grave peligro. Karou tratará de cruzar al mundo quimérico para ayudarles, pero es perseguida por los serafines. Entre ellos se encuentra Akiva, un ángel arrebatadoramente hermoso al que Karou estará unida de una forma que ni ella misma puede imaginar.

Mi opinión

 Lo cierto es que hacía bastante tiempo que me llamaba la atención, por la estética de la portada, así que nada más cayó en mis manos me lancé a leerlo. Lo primero que debo remarcar de este libro es que era prácticamente imposible que no me encantara (bien, primer secreto descubierto, soy absolutamente adicta a los libros que tratan la temática de los ángeles xD).
 Como tantas otras historias, nos encontramos con un personaje principal, Karou, una chica normal y corriente que estudia arte; bien, lo de normal no acaba de ser cierto: tiene el pelo azul, gracias a un pequeño deseo de su colgante (exactamente un scuppy); montones de tatuajes en el cuerpo y sabe montones de lenguas, no por haber estudiado, sino gracias a los regalos de cumpleaños de Brimstone. Ya que sale al caso, creo que debemos hacer hincapié en uno de los aspectos más importantes de la historia ;) Brimstone es, nada más y nada menos, que una quimera – una espectacular mezcla de animal y humano. Adoptó a Karou cuando sólo era un bebé y, junto con algunas quimeras más, la criaron en lo que ella conoce como <<Otra parte>>.
 Si bien el hecho de que hayan quimeras no resulta lo suficientemente intrigante, el trabajo de Brimstone consiste en lo que al principio vemos como obvio: es brujo. Pero no el típico brujo de los cuentos de hadas. Cobra el precio de sus deseos en dientes, especialmente de humanos. (¿No me digáis que no es resultó increíble? xD) Aquí es cuando entra en acción Karou: su recadera. Se dedica a viajar por todo el mundo en busca de los dientes que obtiene de los clientes (algo así como unos traficantes) del brujo quimera.
 Sin embargo, la historia no se basa sólo en los pequeños “encargos”. Toma fuerza en el momento en que aparecen marcas de manos en las puertas a <<Otra parte>>. ¿Y quién hace estas marcas?
La pregunta atormenta a Karou hasta el día en que acude a un encargo en África (Marrakech) y, mientras conversa con uno de los traficantes o clientes de Brimstone (uno de lo más pintoresco, ya veréis los que aún no habéis leído el libro), aparece un ángel que intenta matarla, pero… ¡Sorpresa! Resulta que la protagonista no es tan normal como parece.
 Bien, como hasta este punto no he dicho nada que no sea obvio en las primeras páginas, creo que ha llegado el momento de avisaros: a partir de aquí habrán spoilers ;)
Lo cierto es que cuando apareció el ángel, Akiva, me resultó un personaje impactante y de gran personalidad; pero mi opinión sobre él empeora a lo largo del transcurso del libro. Digo esto pese a que al principio sí que podamos verlo como <<el chico del libro>>, con una forma de comportarse bastante sistemática, calculadora y fría. Bien, honra decir que me gustó bastante el pasado que la autora seleccionó para el ángel aunque… ¿Soy la única que piensa que se ablanda de una forma brusca y (perdonadme por la expresión) lamentable?
 En el momento en que llegamos a la escena en que los dos hermanos (más bien soldados compañeros) de Akiva ven como éste está de rodillas frente a Karou llorando, veo bastantes taras. Es decir: ¿toda la importancia que reciben ellos dos es dejar irse a la chica volando gracias a un deseo demasiado grande y después permitir que el ángel se vaya de la misma forma?
 El reencuentro en Marrakech de Akiva y Karou se convierte en uno de los puntos más culminantes del libro, sobre todo cuando la autora nos muestra ese secreto aculto a lo largo de unos cuantos capítulos. Esta parte a mí se me hizo algo pesada, no quiero decir, ni mucho menos, que no me gustase, no. Me encantó la forma en la que hace que todo concuerde, dándole una forma tan exacta, ¡vaya que si me gustó! Pero sigo pensando que no era necesario hacerlo tan denso. Gracias a esto acabamos de comprender la guerra entre ángeles y quimeras, que parece no acabar nunca.
 Quitando este par de defectillos, el final del libro me gustó bastante y me dejó con ganas de más, porque… ¡No puede acabar así!
Así que, en definitiva, no os dejéis llevar por lo pequeños defectos, sino por la belleza que se crea en cada entorno y cada escena.
Nota: 4/5

Citas

(…)
-Pequeña, los deseos no se utilizan para tonterías.
-¿Y para qué los usas ?
-Para nada – respondió –. Yo no pido deseos.
-¿Cómo? – aquella información la dejó perpleja –. ¿Nunca? – ¡con toda aquella magia al alcance de la mano! –. Pero podrías conseguir todo lo que quisieras…
-No todo. Hay cosas más grandes que cualquier deseo.
-¿Cómo qué?
-La mayoría de las cosas importantes.
-Pero un bruxis
-Un bruxis tiene sus limitaciones, como cualquier otro deseo.
(…)

(…)
-Mi hermano serafín te estaba buscando, encanto. Un chico malo que no paraba de hacer preguntas. Me gustaría saber qué quiere de ti.
(…)

(…)
-¿Y los tuyos? ¿Se amaban tus padres?
 Se escuchó a sí misma preguntando aquello, y se sintió abrumada por el vertiginoso surrealismo de la situación. Acababa de preguntar a un serafín si sus padres se amaban.
-No – respondió él sin añadir explicación alguna –. Pero espero que los padres de mis hijos sí lo hagan.
(…)

(…)
Érase una vez un ángel y un demonio que se enamoraron.
Pero su historia no tuvo un final feliz.

(…)

2 comentarios:

  1. Buenas! Me leí este libro hace bastante tiempo y recuerdo que me encantó, principal porque Karou es la caña y la historia trascurre en Praga. Y por otro lado tiene elementos magicos muy diferentes a los que lei de literatura juvenil.

    A pesar de lo que me encantó aun no lei las continuaciones y sinceramente me da mucha pereza la literatura juvenil, si te los has leido ¿es vital que los lea? jaja Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! ^^

      ¡Siento contestar tan tarde! Soy un desastre en el tema de ver comentarios en entradas antiguas ^^" Pero bueno, ya dicen que mejor tarde que nunca, ¿no? ;D
      Estoy totalmente de acuerdo contigo en que Karou es la leche jajaja Personalmente, creo que es una protagonista muy fuerte y eso nunca está demás :) La ambientación fue un acierto, sí, sí. Y las quimeras... en mi vida había leído sobre algo tan curioso.
      Pues no voy a poder ayudarte ^^" Yo tampoco leí las continuaciones, aunque las reseñas que he ido leyendo ponen tanto a "Días de sangre y resplandor" como a la tercera parte muy bien. Siento no poder ayudarte ^^"
      ¡Un besazo muy grande y que pases un maravilloso domingo, Raúl! ^^

      Eliminar